Economía

Propietarios de locales comerciales se ven afectados por la situación económica

El negocio del alquiler comercial: locales desocupados, rentas cobradas de forma parcial, encuentros y desencuentros entre arrendadores y arrendatarios.

Cierre de negocios durante la pandemia de Covid-19 FOTO: Rolando Carvajal

Cierre de negocios durante la pandemia de Covid-19 FOTO: Rolando Carvajal

Mientras que los comerciantes denuncian una baja en la afluencia de clientes y por consecuencia en sus ventas, los arrendadores también se ven afectados por la reducción en el pago de las rentas y locales desocupados ante la difícil situación económica. En el centro de la ciudad las negociaciones sobre el monto a pagar por el arrendamiento de un local están a la orden del día desde que inició la pandemia. Con meses condonados y precios con un 50% de descuento o más, los propietarios ven como el valor del alquiler de su inmueble ha disminuido.

Muchos empresarios optaron por cerrar sus puntos de venta ante la negativa del propietario de reducir el precio, y muchos arrendadores rescindieron contratos ante el rechazo de sus inquilinos de pagar un precio justo, que en repetidas ocasiones representó menos de la mitad del costo normal del alquiler. Otros llegaron a acuerdos para continuar con la relación.

Por el contrario, en los principales centros comerciales administrados por empresas nacionales, el importe de las rentas no se ha visto afectado; algunos descuentos en los meses de confinamiento y listo.

Analizando el caso particular de un propietario de locales para comercio en el centro de Culiacán, encontramos que en el 100% de sus propiedades el precio de renta disminuyó en promedio un 50% desde el mes de marzo, sin contar los meses que se condonaron por el confinamiento y el cierre del primer cuadro.

La respuesta de los inquilinos para ese propietario ha sido un tanto favorable, con sus excepciones por supuesto. Los montos de la renta se han incrementado en forma gradual  incluso algunos -los menos- ya pagan el monto original, mientras que otros luchan por pagar lo menos posible, o no hacerlo.

Un empresario restaurantero local negoció con su arrendadora un descuento del 50% sobre el valor de la renta durante el 2020, con el compromiso de pagar exactamente el día acordado.

Falta ver lo que sucederá en los próximos meses.

DATO DURO:

En España, las autoridades anunciaron la semana pasada que, como una forma de incentivar la economía y apoyar a los empresarios más afectados por la contingencia sanitaria, se obligará a rebajar 50% la renta de locales de restaurantes y bares mientras dure la contingencia, al mismo tiempo que se otorgarán incentivos fiscales a los propietarios, la situación que aquí se vive es muy distinta. Todo queda a criterio de los arrendatarios y arrendadores.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas