Salud

Mover cuerpo y mente, esencial para salir adelante

El confinamiento provoca una reducción en la movilidad, lo que puede generar graves consecuencias físicas y emocionales.

Cortesía de Pixar /Walt Disney Pictures.

Cortesía de Pixar /Walt Disney Pictures.

“En estos momentos en que necesitamos mantener nuestro sistema inmunológico alto, el acondicionamiento físico es fundamental para lograrlo”, platica Xochitl Rodríguez, experta en el tema del acondicionamiento físico y directora de Wellness XR. 

“Va de la mano con lo emocional, ya que al movernos nuestra energía va cambiando, nos sentimos más fuertes y aminoran los miedos”, explica. 

“Somos un conjunto de sistemas, en el cual uno va unido al otro en correspondencia; lo que hagamos, desde dormir bien, alimentarnos bien y a sus horas, escuchar música que nos conecte con algo bueno para nosotros, leer, ocuparse en algo que mantenga nuestra mente lejos de los miedos”.

Al cambiar drásticamente nuestro estilo de vida, desde una reducción de actividades sociales hasta home office permanente, nuestros hábitos se ven afectados de alguna u otra forma. La  movilidad diaria a la que estábamos acostumbrados se reduce llamativamente.

De acuerdo a una encuesta internacional realizada en línea por un grupo de 35 instituciones de investigación, publicada por National Geographic, el nivel de actividad física disminuyó 35% en los primeros meses del confinamiento, aumentando un 28.6% las conductas sedentarias a nivel global.

“El trabajo en casa llega a ser muy demandante y estresante; lo recomendable sería ordenar una agenda diaria en la cual incluyamos tiempos de entrenamiento, ejercicios de respiración y estiramientos, así organizar un plan alimenticio balanceado y la suplementación con vitaminas que nuestro cuerpo necesita hoy más que nunca”, recomienda Xochitl.

Un estudio publicado en la revista especializada Frontiers in Endocrinology acerca de las consecuencias del sedentarismo asociado a los confinamientos ha llegado a la conclusión de que la falta de actividad física podría conducir a un aumento anual de hasta 11,1 millones de nuevos casos de diabetes tipo 2 y provocar más de 1,7 millones de muertes en todo el mundo.

“Lo irónico en estos días es que los gimnasios, estudios y centros de acondicionamiento físico están muy castigados por la situación; sin embargo deberían de ser tomados en cuenta como uno de los principales servicios que la población realmente necesita”, defiende la experta en acondicionamiento.

E indica que ella, al igual que muchos de los propietarios de negocios de este giro, han tomado las medidas que las autoridades sanitarias han solicitado para prestar sus servicios. “Para mi es muy importante el cuidado a mi persona y a mi familia, por ello llevamos los lineamientos necesarios para que nuestros alumnos entrenen seguros. Nuestra salud en general depende de nosotros mismos”. 

Desde el inicio de la pandemia, a nivel internacional hemos visto el surgimiento de nuevos talentos dedicados al bienestar físico, principalmente en redes sociales, lo que representa un gran reto para quienes operan establecimientos físicos.  “No es fácil, ha sido una transformación en la manera de hacer negocio. Es un reto diario para quienes vivimos del entrenamiento físico”, puntualiza.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas