Ecología

Ninguna política pública puede estar separada del desarrollo sustentable. Ya no es posible: Isabel Mendoza

A cuatro años de creada la Secretaría de Desarrollo Sustentable, el horizonte asoma retos importantes para esta dependencia. Isabel Mendoza tiene claro que tanto salud, educación y economía son temas atravesados por la sustentabilidad y el desarrollo humano; “el reto es que el siguiente gobierno asuma y de seguimiento a la labor que empezó está administración”, advierte.

Durante los últimos años enfoques como el desarrollo sustentable y la economía circular han tomado fuerte relevancia a la par que la economía basada en la producción industrial y el comercio internacional ha sido incapaz de mejorar el nivel de vida y seguridad social de gran parte de la población.

Es así que el elevado ritmo de producción y consumo de las sociedades industriales ha presionado al mundo al punto que, además de bienes y servicios, las empresas también han generado graves problemas ecológicos y sociales.

Ante este panorama académicos, y más recientemente también políticos, han empezado a tomar conciencia de que, si no se cambia la forma en que producimos y consumimos, pronto no habrá mundo del cual servirnos; por lo que uno de los grandes retos de la humanidad
es el repensar las maneras en que sobreexplotamos hábitats, especies y a otros seres humanos y, a partir de esa reflexión, generar nuevas formas de organización que reduzcan y hasta eliminen las huellas negativas que nuestra especie genera sobre el planeta.

Es en este contexto en el que, hace ya cuatro años, el Gobierno de Sinaloa crea la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) como la oficina encargada de promover e impulsar acciones que alejen a Sinaloa del modelo depredador de la economía lineal y lo encamine en un proceso escalonado de implementación de medidas más cercanas a una economía circular, en el que se busca la reducción gradual de producción de desechos y el aprovechamiento de los mismos en nuevos procesos productivos.

Actualmente titular de la dependencia, Isabel Mendoza Camacho inició su labor en la Sedesu como secretaria técnica bajo el mando de Martha Robles. Desde ahí tuvo la oportunidad de participar en temas como la delimitación de la estructura de la secretaria, acercarse a los colectivos ambientales del estado y crear una agenda ‘muy robusta’ en la materia.

Fue en esta etapa, por ejemplo, que se decide que la Sedesu contará con dos principales áreas de acción, y por lo tanto dos subsecretarías: las de medio ambiente y de desarrollo urbano.

“De alguna manera el crecimiento de las ciudades deriva en necesidades en materia de agua, en materia de infraestructura, en materia de impacto en el tema de residuos; es por eso que la secretaría se conforma con dos subsecretarías”, explica al respecto Isabel Mendoza Camacho.

Luego de este proceso, Mendoza Camacho pasa a ser nombrada subsecretaria de medio ambiente y, tras la reciente renuncia del segundo titular de la Sedesu Carlos Gandarilla García (la primera fue Martha Robles), recibe la responsabilidad de estar al frente de esta dependencia.

Ante el ya próximo cambio de administración, ESPEJO platicó con la joven secretaría de desarrollo sustentable con el fin de conocer, a manera de recuento, su valoración sobre el trabajo que la Sedesu ha realizado durante su corta vida, así como el seguimiento que, a su consideración, la próxima administración estatal debe dar a los trabajos iniciados por el actual ejecutivo estatal en la materia.

Agenda al 80%

Respecto al nivel de cumplimiento de los objetivos de la Sedesu definidos en el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021, Mendoza Camacho indica que este es de alrededor del 80%. Además, indica que las modificaciones en materia eléctrica realizadas desde la federación ha obligado a la secretaría a frenar algunos proyectos en esta materia.

Así, debido a estas modificaciones, todo lo que tiene que ver con energías limpias y eficiencia energética se encuentra en pausa en el estado. “Creo que esa ha sido una de las asignaturas pendientes que desafortunadamente ha salido de nuestras manos”, lamentó.

Si tú me preguntas en donde estamos te podría decir que aproximadamente hemos tenido un 80% de avance importante que esperemos que estos meses que nos quedan pudiéramos consolidar otros proyectos en materia ambiental y en materia de desarrollo urbano también”, explicó.

Los logros de la Sedesu

Entre los logros en materia ambiental logrados en estos cuatro años, Mendoza Camacho destaca en primer lugar la aprobación de la Ley de Residuos del Estado de Sinaloa, legislación con la que, de manera escalonada, se inició el proceso de prohibición de plásticos de un solo uso en el estado, tanto por parte de los consumidores como de los productores y empresas usuarias de los mismos.

Actualmente aun en su primera etapa de implementación, esta Ley es fundamental para una sociedad que busca transitar hacia hábitos mucho más sustentables, así como para lograr que empresas que producen y adquieren este tipo de plásticos pasen a opciones más inocuas con el medio ambiente como los productos sustentables.

Otro de los temas en los que la Sedesu ha trabajado fuertemente es el de la prevención de los incendios forestales, esto luego de la disminución de recursos del Gobierno Federal a la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

“Nosotros tenemos aproximadamente el 60% del territorio con cobertura forestal, no podíamos quedarnos sin hacer nada”, explicó. “No únicamente es el tema forestal, pues son muchos los servicios ambientales que un bosque sano te puede brindar al entorno y también a las ciudades”, añadió.

Al mismo tiempo que se ha reforzado el tema de prevención de incendios, otra área de trabajo importante para la secretaría ha sido el incrementar la cobertura de áreas verdes en las ciudades.

Para esto, la Sedesu se alió con las alcaldías, organizaciones de la sociedad civil, empresas y comités vecinales con el fin de implementar acciones integrales y buscar que el porcentaje de sobrevivencia de estas áreas verdes rescatadas fuera mucho más alto.

“No estamos entregando arboles por entregarlos, estamos entregando arboles con organizaciones y con empresas que tienen modelos de intervención exitosos en donde el ciudadano final que recibe la planta asegura que la permanencia y porcentaje de sobrevivencia”, comenta Isabel al respecto.

Respecto al tema de infraestructura hidráulica, la Sedesu ha acompañado inversiones importantes en sistemas de drenaje y obra pluvial, las cuales han venido a paliar el grave problema de inundaciones que ha ocurrido en años pasados.

“Tenemos el ejemplo de Mazatlán que cada temporada de lluvia era un tema de Protección Civil, era un tema de pérdidas humanas, las personas perdían económicamente lo poquito o mucho que tenían… ya no está sucediendo”, comenta al respecto.

A la par de la atención a la infraestructura hidráulica para mejorar el acceso y prevenir inundaciones en las ciudades, también se ha trabajado en la recuperación de cuencas.

“Identificamos un área de oportunidad muy grande para que estas cuencas hidrológicas con las que cuenta el estado se pudieran fortalecer”, comentó al señalar que ya son 4 años de trabajo en la cuenca del sur del estado y pronto se iniciará con la cuenca de Surutato. “Está muy bien la infraestructura, las presas y todo, pero si no tenemos una infraestructura verde que consolide y que asegure que el agua va a estar ahí pues nada de eso nos sirve”, remató.

Intervención integral

Respecto al rescate de la cuenca hidrológica del sur de Sinaloa, la secretaria destacó que este fue un modelo de intervención integral que ha sido reconocido a nivel nacional precisamente por trabajar el tema social y económico a la par del ambiental.

“Son 7 comunidades que han generado sus propias empresas a través de ganadería sustentable, agricultura sustentable, el tema del combate a los incendios forestales, es un tema muy integral que también está logrando que la gente pueda generar gobernanza en sus comunidades y que esto a su vez se vea reflejado en el aumento del agua, en una disminución de los incendios forestales, y en un tema económico que al final del día es lo que el sinaloense necesita, esa certeza y esa seguridad de que estas acciones que están haciendo a favor del medio ambiente van a retribuir de alguna manera en el bolsillo”, explicó Mendoza Camacho.

Necesidad de seguimiento

Respecto al futuro de la Sedesu como secretaría de estado, Isabel Mendoza explica que es absolutamente necesario que la próxima administración retome y amplíe la agenda de trabajo que se dejará en torno al desarrollo sustentable. “Necesitamos ser y pensar de una manera sustentable”, comentó.

Como sociedad, abundó, ya no es posible separar ningún tipo de política pública del desarrollo sustentable: ni salid, ni educación, ni economía.

A estas alturas de los pasivos ambientales que tenemos, no solo en Sinaloa sino en el mundo, las políticas públicas tienen que ir acompañados desde la perspectiva holística del medio ambiente”. Si no seguimos y si no damos continuidad de nada nos va a servir la riqueza natural que nos regala el estado.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo