Tema de hoy

Violencia en el corredor cultural de Culiacán, por ausencia de gobierno

¿Dónde está la Guardia Nacional que vino a corregir la ineficiencia y los lastres de las policías estatales y municipales?

FOTO: Noroeste

FOTO: Noroeste

El suceso de violencia ocurrido ayer en centro urbano de Culiacán, en la zona emblemática de la actividad cultural, puede ser útil para quitarles la venda a autoridades que proclaman la pacificación de la ciudad mientras personas o grupos armados se desplazan sin obstáculos por donde quieren, a la hora que eligen, sin que la Guardia Nacional o policías locales los ubiquen y prevengan las consecuencias de tal relajamiento de la vigilancia.

A unos metros del Museo de Arte de Sinaloa, el Instituto Sinaloense de la Cultura y el Modular Inés Arredondo, la delincuencia agredió con armas de fuego a los ocupantes de un vehículo compacto y por la ausencia de información oficial se desconocen mayores detalles sobre la suerte de quienes viajaban a bordo de la unidad atacada.

Otro elemento derivado de este hecho de inseguridad tiene que ver con que los responsables de las instituciones encargadas de proteger a los ciudadanos insisten en normalizar la situación de anarquía y miedo que instala la delincuencia organizada. Ya no salen a aportarle a la población la versión oficial y esa dejadez detona en las redes sociales la rumorología algunas veces alarmista y otras veces necrológica.

El gobierno de Sinaloa, porque sería exceso de candidez pedírselo a las autoridades municipales, debe contar con un sistema de reacción inmediata no sólo para buscar y detener a los que cometen los delitos de este tipo, sino para cortar de tajo los rumores que inclusive en medios de comunicación importantes le ponen la cuota de amarillismo que da pauta a mil y una conjeturas desafortunadas en las plataformas digitales.

Pero la arista más preocupante del atentado de ayer ocurrido en el corredor cultural de Culiacán es la del fracaso de operativos que supuestamente realizan patrullajes, puntos de revisión y vigilancia y aún así se les filtran sujetos o comandos armados que a plena luz del día, en sitios que concentran a transeúntes y automovilistas, actúan para hacer valer la ley de la jungla y esparcir terror. ¿Dónde está la Guardia Nacional que vino a corregir la ineficiencia y los lastres de las policías estatales y municipales? A ver si alguien responde la pregunta.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo