Tema de hoy

Tianguis Turístico Mazatlán 2021, reconocimiento a un destino antes rezagado

La historia dirá si Ordaz Coppel tuvo la visión de relanzar a Mazatlán como destino turístico renovado, o al contrario actuó pensando en el beneficio de sus empresas.

Aunque en circunstancias diametralmente opuestas, el Tianguis Turístico que en 2018 se realizó en Mazatlán y regresa en 2021 a la misma sede es el reconocimiento a la importancia que ha tomado este destino vacacional cuya transformación urbanística y ampliación de la oferta de entretenimiento ha dado un importante salto durante los más de cuatro años transcurridos del gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

En la edición de abril de 2018 con la asistencia de 935 empresas de 64 países asociadas a esta rama de la economía se cerraron 44 mil 714 citas de negocios y se contó con la participación de mil 514 compradores, de acuerdo a datos de la Secretaría de Turismo federal. Para el evento próximo, a efectuarse de manera virtual el 23 y 24 de marzo debido a la pandemia de coronavirus, está confirmada a la fecha la participación 31 países, 328 empresas y 421 compradores.

A Quirino Ordaz Coppel se le ha cuestionado el direccionamiento de inversión pública a Mazatlán en mayor cuantía que al resto de los municipios sinaloenses. Aun tratándose de fortalecer al importante puntal del desarrollo económico estatal, la opinión pública interpreta ello como asunto de negocios del propio mandatario al ser este empresario hotelero, restándole trascendencia a lo estratégico de meter a la Perla del Pacífico en la feroz competencia mundial que presenta la llamada industria sin chimeneas.

Durante décadas Mazatlán fue rezagado en las preferencias del turismo de sol, arena y playa y si bien es cierto que atrajo un importante flujo de paseantes de los estados del norte de México también es verdad que llegó a ser considerado el patito feo en cuanto a llamar la atención de viajeros internacionales que acaparaban lugares como Acapulco, Cancún, Puerto Vallarta y Los Cabos entre otros. Hoy la historia es diferente: está en el radar de vacacionistas y empresas turísticas de todo el mundo.

La historia dirá si Ordaz Coppel tuvo la visión de relanzar a Mazatlán como destino turístico renovado con nuevo malecón, centro histórico restaurado, modernos estadios de futbol y beisbol, paseos como el del faro, el proyecto Central Park y la modernización de vialidades, o al contrario actuó pensando en el beneficio de sus empresas. En tanto llega ese resolutivo social es un hecho que el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Turismo reconoce los avances al decidir la sede mazatleca para el Tianguis Turístico 2021.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas