Corrupción

Auditoría Superior señala irregularidades en Dren Bacurimí

Esta obra se proyectó para evitar inundaciones en distintas zonas de Culiacán, sobre todo en los fraccionamientos Valle Alto y Acueducto, pero aunque esta ya tiene un avance importante no se pidieron permisos y tampoco se elaboró una evaluación de impacto ambiental.

El gobierno de Sinaloa inició reparaciones y un revestimiento en el Dren Bacurimí, una obra hidráulica al norte de Culiacán, pero el fondo que se ejerció en la primera etapa no fue usado correctamente, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Esta obra se proyectó para evitar inundaciones en distintas zonas de Culiacán, sobre todo en los fraccionamientos Valle Alto y Acueducto.

La Auditoría señaló que con el Fondo Metropolitano se autorizaron cantidades en millones, pero por lo menos 986 mil 499 pesos no se utilizaron ni se repusieron a la hacienda pública.

“Corresponden a recursos del Fondo Metropolitano 2019, asignados a los proyectos denominados “Revestimiento de Arroyo Los Mezcales, en la Ciudad de Culiacán, Sinaloa” y “Revestimiento de dren Bacurimi – Primera Etapa, ubicado en el Municipio de Culiacán, Estado de Sinaloa”, que no se pagaron dentro del plazo autorizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en incumplimiento de la Ley General de Contabilidad Gubernamental”, se señaló por la Auditoría en el informe 1150/2019.

Como no se regresó el dinero se le pidió a la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas iniciar una investigación y procedimiento administrativo, el cual sirvió para que se regresara ya con intereses generados a favor.

Es decir, ya no eran los 986 mil 499 pesos, sino 1 millón 877 mil pesos, pero el gobierno de Sinaloa solo devolvió 1 millón 767 mil 408 pesos.

La ASF cuestionó el faltante de 110 mil 512 pesos.

“Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 110,512.09 pesos (ciento diez mil quinientos doce pesos 09/100 M.N.), más la actualización correspondiente hasta su reintegro a la Tesorería de la Federación, que corresponden a rendimientos financieros generados con los recursos del Fondo Metropolitano 2019, que no se comprometieron al 31 de diciembre de 2019, ni se reintegraron al 31 de agosto de 2020, en incumplimiento de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, artículo 17 y de las Reglas de operación del fideicomiso del “Fondo Metropolitano”, numeral 34″, se indicó.

En la auditoría se señalan otras irregularidades serias en términos de administración, como la falta de congruencia en cifras públicas con las reales, el retraso en pagos y deficientes planeaciones.

En la obra de revestimiento se encontró, por ejemplo, que no hubo permisos ni evaluaciones de impacto ambiental, aunque este dren fuera parte de la geografía sinaloense favorable para la flora y fauna silvestre.

“Antes de la ejecución de la obra, la SOP (Secretaría de Obras Públicas) no proporcionó evidencia de las gestiones realizadas para la obtención de los permisos de los bancos de materiales y de tiro, y en su caso los derechos para la afectación de la vía por ejecución de obra nueva, producto de la ampliación del canal de aguas; tampoco proporcionó evidencia de la evaluación de impacto ambiental, con el visto bueno de la autoridad competente, respecto de los efectos sobre el medio ambiente por la ejecución de las obras públicas”, se indicó por la ASF.

La forma de arreglar esos señalamientos fue abrir expedientes contra funcionarios, pero ninguno de ellos, de acuerdo al reporte de seguimientos, ha sido concluido.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo