Elecciones 2021

#Gubernatura2021 | Rosa Elena Millán apuesta por las y los olvidados…

En los últimos cuatro años la carrera política de Millán Bueno ha sido enfocada al desarrollo social de Sinaloa, así es como presume conocer necesidades de del Estado, no el de los grandes empresarios o políticos, sino el de comunidades y personas alejadas del bienestar.

Rosa Elena Millán Bueno habla sobre comunidades indígenas, de pueblos, de lo difícil que es llegar a rancherías que, por la falta de caminos, están igual de cerca que de lejos de las ciudades. Reflexiona sobre la importancia de la vida de las mujeres y la necesidad de que sean empoderadas.

La candidata a la gubernatura de Sinaloa de Fuerza por México, el partido sindicalista fundado por Pedro Haces que ha apostado por la preponderancia de la mujer en la política en México, gira todo su discurso y proyecto de campaña hacia las y los olvidados, los marginados, aquellas personas que ningún otro u otra candidata ha puesto sobre la mesa en esta campaña electoral.

“Una campaña tiene que ver con lo que la gente necesita y pueda plantearte”, asegura.

Millán Bueno fue privilegiada en la vida política, cuando militó en el PRI, tanto que logró ser diputada local y líder de la Junta de Coordinación Política en el Congreso local, dirigente estatal del partido y luego secretaria de Estado en Desarrollo Social, para después ser elegida como candidata al Senado y poder regresar a la administración como directora del ahora extinto Seguro Popular y después del Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

Pese a ser ese gran activo político, se le rechazó, primero en su aspiración a la gubernatura y después a la Alcaldía de Culiacán. No fue tomada en cuenta para ningún otro cargo pese a ser la mujer más fuerte e importante del PRI. La marginaron.

Hay que darle vuelta a la hoja“, dice, asegurando estar agradecida, pero también con la necesidad de demostrarse que puede ser la primera gobernadora de Sinaloa.

Su campaña la hará con Fuerza por México, donde se le abrió la puerta para consolidar el registro partidario y establecer un gobierno con la visión política denominada “centro progresista“.

En los últimos cuatro años la carrera política de Millán Bueno ha sido enfocada al desarrollo social de Sinaloa, así es como presume conocer necesidades de del Estado, no el de los grandes empresarios o políticos, sino el de comunidades y personas alejadas del bienestar.

Salud

Una de las últimas responsabilidades públicas que tuvo fue en el Seguro Popular, una dependencia que ya no existe y que, en la teoría, debía atender a las personas que no cuentan con seguridad social, que están en la pobreza o pobreza extrema.

Esa dependencia desapareció cuando la Presidencia de México decidió crear la Secretaría del Bienestar y los programas que dependen de esta.

Millán Bueno quedó desactivada, pero fue así que pudo conocer de primera mano el deterioro sanitario que ahora se ha revelado con la pandemia de Covid-19.

“Sí son importantes las grandes inversiones, sí es muy importante construir grandes hospitales, pero también es importante que hasta el más lejano centro de salud pueda tener lo más necesario para una familia, que es la atención médica, que son los medicamentos, que son los estudios básicos para sus condiciones de salud”, señala.

“La atención oportuna en el tema de salud y la atención de las enfermedades crónico degenerativas, que los más de 200 centro de salud que hay en Sinaloa sean de verdad centros de salud y atención médica, que las especialidades no estén concentradas en las grandes ciudades, sino en los hospitales regionales”.

Por ejemplo, asegura que el Hospital de El Carrizo es un “elefante blanco”, un edificio subutilizado al que no se le ha puesto a funcionar el equipo médico ni se ha contratado al personal necesario, aunque este haya sido inaugurado por el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Aunque no se limita solo a crear infraestructura o fortalecerla en las regiones lejanas o abandonadas, sino que hace una acotación: la salud no solo es fisiológica sino psicológica, es así que antepone como una prioridad la atención en salud mental, sobre todo porque la pandemia desató una serie de crisis dentro de los hogares por violencia familiar y estrés económico y laboral.

“Hay un Hospital Psiquiátrico en Sinaloa que me parece ya requiere ampliarse, requiere expandirse y requiere también que el apoyo psicológico y psiquiátrico y de motivación llegue también al sector Salud de manera importante”, asegura.

Educación

Este tema, el de la salud, parece ser más su fuerte, siempre y cuando lo relaciona con las llamadas “líneas del bienestar social“. Es así como explica también la necesidad en educación y el mantener los proyectos de escuelas de tiempo completo.

“Que a los padres les permita tener la certeza de un esquema de educación ampliado y por otro lado del poder ampliar las oportunidades de alimentación y educación a la vez”, dice.

Para Millán Bueno no hacen falta obras enormes para mejorar la educación, sino que la inversión sea directamente con los docentes y sus condiciones laborales, en llevarlos hacia comunidades y adaptarla a las necesidades de esos lugares.

Economía

La candidata de Fuerza por México insiste en que todo su proyecto gira en esa misma línea, en la de mirar por las personas que han vivido en la desigualdad, aunque luego se repone para plantear un modelo económico en torno a la estrategia comercial internacional.

Se debe pensar en serio en un proyecto estratégico para Mazatlán para que el gigante asiático se fije no solo en la costa oeste de Estados Unidos si no al puerto de Mazatlán, creo que debe haber inversiones importantes para que beneficie no solo a Sinaloa sino al corredor económico del norte del país”, indica.

Esa estrategia, dice, incluye crear carreteras y terminar las que están en proceso para conectar a los pueblos, de tal forma que se potencialice la exportación de productos locales con mayores ganancias para los productores sinaloenses.

“Hay que hacer que el maíz, esa agricultura de calidad tenga el precio justo, buscar esquemas con la federación, buscar esquemas de comercialización para que garanticen el precio que demanda el productor, hacer que el frijol, el trigo, el garbanzo, el chile, el mango que se produce en Sinaloa tenga la oportunidad que necesita”, menciona.

“Creo que tenemos que darle valor agregado a los productos del mar, generar proyectos y propuesta que puedan que las mujeres y los niños, las niñas generen emprendedurismo y los jóvenes también puedan aprovechar lo que el mar y la naturaleza nos dan”

Habla sobre detonar políticas públicas de índole económico en regiones marginadas por la orografía de Sinaloa, como en la sierra y la costa, hacer circular la economía como ha sucedido en Surutato, Badiraguato, que se levantó en medio del estigma social y la violencia criminal para colocarse como uno de los destinos turísticos más importantes del Estado.

Hay que detonar en esos lugares, que la gente no se venga de sus lugares de origen, que la gente no deje esos bellos paisajes, esos climas y la naturaleza, sino que tengan la oportunidad de desarrollarse desde sus lugares de origen, ese será un reto, que tengan salud, educación, empleo y las condiciones que mínimamente requieren”

Seguridad

Ese modelo económico, prosigue, afianzará su proyecto en seguridad pública, es decir, prevenir a través de actividades lícitas para obtener dinero y no a través de grupos criminales.

Millán Bueno se refiere a la violencia como un problema de estado, en el que se necesita una colaboración necesaria entre el gobierno local y el federal.

“Deberás tener un gran acuerdo nacional para la seguridad y tendrás que atender también el delito. Sin duda el tema del narcotráfico es un tema que le genera un estigma a Sinaloa, pero ningún estado tiene la capacidad de abatir de manera eficiente por sí solo ese tema, creo que habrá que tener un gran acuerdo con la Federación”, asegura.

Al mismo tiempo reconoce que no se podrá gestar tal campaña para quitar ese estigma si no se trabajan, previenen y persiguen los delitos comunes.

“En los delitos que tiene que ver con los de orden común, el robo a casa habitación, el robo de vehículos, el asalto a mano armada son cosas que lastiman mucho a los sinaloenses y las familias, hay estadísticas que hablan de una disminución, sin embargo tenemos que buscar cómo el ciudadano tenga la seguridad de que los números de apoyo sean eficientes y sean contestados con celeridad y llegue el apoyo en el tiempo necesario“, expresa.

Su propuesta de prevención es la de atender lo que denomina como “la raíz”, que crece principalmente entre hombres y mujeres jóvenes, por lo que se adhiere al proyecto de dar becas, agregando que a estas se les debe dar seguimiento y no solo esperar un cambio en el bienestar partiendo de lo que pueda o no hacer una secretaría instalada en la Ciudad de México.

Habla también sobre la seguridad de las mujeres como una prioridad, es la única que se ha postulado sobre ese tema de forma pública. Ve, dice, necesario ampliar las políticas de apoyo en seguridad a las mujeres, de dar opciones productivas para empoderarlas y dejen de depender de sus agresores.

“Es necesario empoderarlas y fortalecer los espacios de conducción, de evitar los riesgos que implican los riesgos que implica que un hombre violente a su pareja y dar las condiciones de seguridad, esa es la parte más importante, porque la tipificación del delito ahí está, la parte de evitar la impunidad ahí está, pero lo importante es que una mujer no sea violentada y no pierda su vida”

También es la primera candidata en hablar sobre el aborto:

“Debe de ser una condición muy ligada a una necesidad personal de una mujer, ese es un tema que tiene que ver con religión, que tiene que ver con fe… en lo personal yo considero que se debe de privilegiar la vida, sin embargo soy muy respetuosa de los derechos de las mujeres que tienen otro concepto, que piensan diferente. Como gobernadora procuraré que el derecho humano de cada quien se respete, pero en lo personal esa es mi convicción y me parece que es necesario decirlo, porque no en aras de buscar un voto vas a seguir el tema a una persona o otra, en lo personal yo voy a favor de preservar la vida, sin embargo también hay muchas situaciones que ponen en riesgo a las mujeres a practicar abortos de forma clandestina al generar otro tipo de situaciones que pueden poner en riesgo no solo al producto, sino a la mujer que lo lleva en su vientre”

“… Yo creo que ninguna mujer debe ir a la cárcel por una situación de ese tipo. Creo que debe de haber todo el apoyo emocional, psicológico para evitar que suceda y si una mujer toma una decisión en un momento dado la legislatura habrá de determinar si permite o no que esa decisión sea avalada por el estado. Lo que sí es que por esa decisión una mujer deba ir a la cárcel, eso sí no me parece correcto”.

Combate a la corrupción

Millán Bueno asegura ser una mujer de bien, que vive acorde a sus ganancias, a sus valores y proyectos políticos, los cuales pueden ser auditados.

De esa misma forma, indica, también será su gobierno.

“Yo no le temo a que se audite, a que los ciudadanos puedan ser parte de los órganos de decisión y revisión, de cómo el gobierno gasta, de cómo el gobierno invierte y cómo el gobierno ejecuta los recursos públicos“, dice.

No se mete en líos, no establece una agenda anticorrupción ni da mayores rodeos, salvo en aplicar y respetar las leyes que a ella le tocó ver, leer y aprobar cuando fue diputada local.

Sin embargo, se fija férrea a señalar que todos esos recursos que han sido parte de obras con dejos de corrupción podrían estar siendo utilizados para mejorar las comunidades, pueblos y rancherías que ve como la principal necesidad para hacer cambiar a Sinaloa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo