Tema de hoy

Educación degradada: las burlas de los contenidos y portadas para libros de texto

Sujetar a la educación a improvisaciones y ocurrencias le hará pagar a México un alto costo, tarde o temprano.

Ilustración: Carlos Sallas

Ilustración: Carlos Sallas

La educación se ha convertido en cosa tan superficial en México que desata episodios de burla, con risa y preocupación mezcladas, a pesar de la seriedad que requiere sacar adelante al país de la crisis educativa generada por la pandemia y al mismo tiempo tiempo crecer en calidad los procesos pedagógicos que todavía registran niveles deplorables de evaluación en asignaturas fundamentales como ciencias, matemáticas y lecturas.

Como si la educación viviera sus mejores tiempos, el Gobierno Federal convocó sorprendentemente a maestros de grupo, jubilados y becarios para crear en menos de dos meses los contenidos de los libros de la llamads“Nueva Escuela Mexicana”, un proceso que antes duraba hasta 9 meses y tenía la participación de expertos en cada materia, pedagogía y diseño editorial.

Con el mismo criterio que le da a la enseñanza trato de segunda, la Secretaría de Educación Pública lanzó la convocatoria para rediseñar las portadas de los libros, situación que generó polémica al darse a conocer que la dependencia no daría una remuneración económica por dicho trabajo.

Desde que anunció la nueva reforma educativa el régimen autodenominado Cuarta Transformación ha sido impreciso en cuanto a los programas, acciones e inversiones que la escuela mexicana necesita como alta prioridad para al menos reponer las consecuencias que a ha dejado la enfermedad Covid-19 a los procesos lectivos. El tema de los libros de texto evidencia que ni siquiera existen planes y programas de estudio viables.

Sujetar a la educación a improvisaciones y ocurrencias le hará pagar a México un alto costo, tarde o temprano. Tratándose del fundamento de cualquier aspiración para el desarrollo generalizado con bienestar también equitativo, el Gobierno Federal debiera ponerle todo el empeño y todos los facilitadores técnicos, humanos y financieros para salir del bache en qué está el binomio enseñanza-aprendizaje y principalmente para construir la Nación que necesitamos y que es posible sólo con firmes cimientos educativos.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo