Economía

Cajas de ahorro, soft credits, fintech, ¿cómo te conviene financiarte?

Uno de los aprendizajes que ha dejado el mercado mexicano es que más del 50 por ciento de las personas usan la tarjeta de crédito para financiarse y muchas veces desconocen cuántos intereses van a pagar.

Invertir en pequeñas y medianas empresas debe ser visto como una alternativa para diversificar los portafolios. De acuerdo con la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la mayoría de los créditos se otorgan a empresas grandes con calificaciones altas y casi no se le da oportunidad a las pequeñas y las medianas empresas.

La situación se hizo más evidente cuando a raíz de la pandemia muchas pequeñas y medianas empresas cerraron definitivamente y a un año del suceso no han logrado incorporarse.

En respuesta a dicho problema, la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO) recientemente otorgó créditos a través del Fondo para el Desarrollo Social (Fondeso), y en coordinación con Nacional Financiera (Nafin) entabló alianzas con la Banca de Desarrollo para aportar mil 113 millones de pesos en garantía para el otorgamiento de créditos para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que están siendo afectadas por la emergencia sanitaria Covid-19.

En Sinaloa

En el contexto electoral, diversos candidatos han hecho hincapié en los apoyos económicos a empresas con el fin de reactivar la economía, una de ellas es la creación de una Financiera Estatal que ofrecería mil millones de dólares en créditos “baratos”.

Un detalle de estos créditos es que los denominan “soft credits” porque manejan una tasa de interés del apenas 6 y 7 por ciento anual.

Sin embargo, resulta interesante analizar cuales serían las implicaciones al crear este tipo de mecanismos para estimular la inversión en el estado sin comprometer el recurso federal.

El Dr. César Miguel Valenzuela Espinoza, especialista en economía y finanzas públicas explicó que de crearse esta Financiera Estatal los créditos que se otorguen tendrían una dinámica muy parecida a créditos otorgados hace meses a través del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) con financiamiento del Banco Mundial (BM). Sin embargo, resaltó que las financieras podrían ser exitosas bajo esquemas cooperativos.

Las experiencias europeas son muy ilustrativas con las cajas de ahorro. En España tienen más de un siglo con las cajas de ahorro (rurales y urbanas), algunas de las cuales se han convertido en bancos muy fuertes: Caixa, Caja Madrid, etc.”.

Además dijo que un modelo de esa naturaleza podría impulsarse sin necesidad de recursos públicos, pues la base en la organización, transparencia y rendición de cuentas.

En cuanto a la posible creación de los créditos a través de a Financiera Estatal, añadió, “En realidad es factible lograr que las tasas sean bajas, ya que el origen del dinero lo facilita (Banco Mundial con 500 millones y Banco Interamericano de Desarrollo con 500 millones), además de que pondría a competir a la banca comercial en México, pues las actuales tasas de interés NO corresponden a la tasa de referencia que maneja Banco de México.

Para tener una dimensión más clara; un ejemplo de casos con tasa de interés altas son las de los pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que ofrecen financiamientos por particulares como bancos y financieras, hasta por una tercera parte de los ingresos anuales que se percibirían por la pensión, mismos que se descuentan directamente al pensionado en el pago mensual que le hace el IMSS para transferirlos a la financiera o banco que le haya prestado. En esos casos, la tasa de interés va desde el 27% hasta el 50%, considerandosé esta una mala práctica de corte usurero.

“En el caso de credinómina, la situación es muy parecida, no se diga de tarjetas de crédito, créditos personales. Solo en el caso de los hipotecarios y algunos programas PyME de NAFIN, hay contadas excepciones”.

Crédito tradicional vs créditos Fintech

Uno de los aprendizajes que ha dejado el mercado mexicano es que más del 50 por ciento de las personas usan la tarjeta de crédito para financiarse y muchas veces desconocen cuántos intereses van a pagar.

Recientemente se notificó a través de Diario Oficial de la Federación (DOF) a un neobanco con sede en Brasil; Nubank quién desarrolló una App que tiene una función en la que el cliente conoce el monto a pagar en caso de hacer abonos más altos o más pequeños, además de poderse financiar a meses sin intereses.

La empresa dijo que tiene una calificación de 90 puntos en el índice de satisfacción de los clientes y destacó que el 30% de los usuarios llegan por recomendación de otros clientes.

En el último cuatrimestre de 2020, el flujo de solicitudes se ha duplicó contra el anterior.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo