Tema de hoy

Tres poderes para un solo hombre: la intromisión presidencial en la Suprema Corte

En otro frente de batalla con el sello del autócrata, el Gabinete lopezobradorista libra la intentona por agregar al Instituto Nacional Electoral a la lista de instancias autónomas que han sido destruidas a partir del primero de diciembre de 2018.

La injerencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en los poderes Judicial y Legislativo, que la Constitución establece como autónomos para que cada cual desde su ámbito opere para el bien de la nación, remarca la tentación de un solo hombre con el dominio único sobre las instituciones que es el rasgo principal del autoritarismo y la parte más alta de la rampa desde la cual empieza el declive hacia el absolutismo.

Al inducir su postura consistente en que el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Saldívar Lelo de Larrea, prolongue dos años más su estadía en el cargo, con la justificación de que “es un hombre íntegro, honesto, que ayudaría mucho a la renovación del Poder Judicial”, López Obrador persiste en repartir el calificativo de decente para sus aliados y de corrupto para quienes se atreven a señalarle errores y exigirle rectificación.

No escucha y ni siquiera analiza el contexto más próximo a él. En su burbuja de “hágase nomás mi voluntad” es incapaz de percibir que la Cámara de Diputados y la mayoría abrumadora que tiene el partido del presidente en el Legislativo federal está señalando la inconstitucionalidad de la extensión del mandato al ministro Saldívar y se dispone, supuestamente, a enmendar el despropósito del jefe del Ejecutivo federal.

En otro frente de batalla con el sello del autócrata, el Gabinete lopezobradorista libra la intentona por agregar al Instituto Nacional Electoral a la lista de instancias autónomas que han sido destruidas a partir del primero de diciembre de 2018. El INE cometió el “pecado” de no dejar pasar la candidatura de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero, el hombre que escondió gastos de precampaña y es señalado como presunto culpable de agresiones sexuales contra mujeres, delitos que Palacio Nacional desestima por el sólo hecho de que el acusado de cometerlos es amigo de López Obrador. El caso está turnado al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación donde se prevé que dominará la orden presidencial por encima del precepto legal.

Hoy es de fundamental importancia que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial recobren la independencia que la Carta Magna les obliga a cumplir y que al actuar con colaboración más no con sumisión auxilien a México en la coyuntura de crisis sanitaria, económica y de seguridad pública. Ya no es posible la tolerancia a regímenes que por decreto presentan un país en paz, orden y prosperidad, mientras la realidad sitúa a la patria al borde del abismo del autoritarismo y todas las secuelas que vendrán si caemos en tal barranco.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo