Economía

Brecha salarial | Hombres en puestos públicos federales ganan más que las mujeres y están menos preparados: IMCO

Los datos muestran que la presencia de mujeres al interior de las secretarías federales disminuye conforme se eleva el puesto de trabajo y el nivel de ingresos.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en su más reciente estudio analizó los datos de los puestos de mando de 290 instituciones del Gobierno Federal y el salario de 168 mil personas que trabajan en las secretarías de Estado.

Los resultados muestran que dentro de la Administración Pública Federal, una mujer gana 74 pesos por cada 100 pesos que gana un hombre, mientras que en los puestos de mando una mujer gana 92.5 pesos por cada 100 que gana un hombre, y esto a pesar de que las mujeres están mejor preparadas. 

Fernanda Avendaño, especialista en temas de equidad de género del IMCO, explica que a pesar que en la actual administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador se busca una paridad de género, no se muestra una mayor presencia de mujeres en los puestos de liderazgo.

“Una menor participación de las mujeres en los puestos más altos tiene un impacto en la brecha salarial”, puntualizó.

En cuanto a la paridad en las cabezas de las secretarías, la especialista señaló que esta no se mantiene, pues dentro del tabulador de salarios que hay en la administración pública, que es donde se definen los puestos y los salarios, los hombres son los que ganan más. Además hay 33 por ciento menos mujeres que hombres en los puestos de mando.

También dijo, que la representación de las mujeres se pierde entre las jefaturas de unidad y las direcciones generales. Un ejemplo de ello, es el hecho que dentro de la Secretaría de Educación Pública hay tres jefaturas y ninguna es ocupada por una mujer. Otra secretaria es la de Turismo, que cuenta con 16 direcciones generales y ninguna es encabezada por una mujer.

“Solamente el 24 por ciento de los cargos titulares de la Administración Pública Federal son ocupados por mujeres, esto equivale a 67 instituciones de las 284 que tiene.”

En cuanto al porcentaje de hombres y mujeres por nivel de escolaridad en la administración pública, 68 de cada 100 funcionarias tienen estudios de educación superior. Esto incluye carreras técnicas, licenciaturas, maestría o doctorado. Sin embargo, esto no se refleja en los puestos directivos o en los puestos titulares de las secretarías.

En contraste, tan solo el 56 por ciento de los hombres que ocupan un puesto de trabajo en la administración pública están preparados.

Estos datos nos muestran que la presencia de mujeres al interior de las secretarías disminuye conforme se eleva el puesto de trabajo y el nivel de ingresos.

Fatima Masse, especialista en temas de paridad y género, también del IMCO, dijo que con este estudio se comprueba y se muestra la brecha entre hombres y mujeres; sin embargo, considera que esta información será de utilidad para aquellas secretarias que quieran aminorar este efecto en los puestos de trabajo y los salarios.

En este sentido, Masse propone:

1.- Que se incremente la proporción de mujeres en los puestos directivos de las Secretarías de Estado, sobre en los mandos medio y superior que es donde se toman las decisiones importantes en cuanto a la administración pública.

2.- Promover las prácticas de igualdad laboral que se certifican en la Norma 025. Estas practicas podrían incluir; flexibilización de horarios, macanismos para prevenir y atender la discriminación, hostigamientos y violencia laboral y desglose de indicadores por sexo.

Como resultado de este estudio, el IMCO pone a disposición fichas de 16 secretarías de Estado, en donde se muestra quien encabeza esa secretaría de Estado, como se ve el panorama para las mujeres y los hombres en términos de ingreso y condiciones laborales, además de oportunidades de crecimiento y toma de decisiones.

Finalmente, Valeria Moy, directora general del IMCO, anunció que este análisis sobre la equidad en el gobierno federal se realizará de manera trimestral para conocer si las condiciones se van modificando no solo en la contratación sino en el pago salarial y las responsabilidades otorgadas a mujeres.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo