Corrupción

La FGR pone sus ojos en Quirino por tarjetas “Puro Sinaloa”

El gobernador priista acumula cuatro denuncias por delitos electorales, entre ellas esta, en las que se presume uso indebido del programa de despensas “Puro Sinaloa”

Tarjeta de despensa para familias afectadas por el Covid-19. FOTO: Marcos Vizcarra/Revista ESPEJO.

Tarjeta de despensa para familias afectadas por el Covid-19. FOTO: Marcos Vizcarra/Revista ESPEJO.

Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa, está siendo investigado por la Fiscalía General de la República (FGR), que ahora solicitó un informe al Congreso local por la entrega de tarjetas “Puro Sinaloa”, supuestamente por ser parte de una campaña de apoyo desde el Ejecutivo estatal al candidato Mario Zamora Gastélum, de la alianza Va por Sinaloa (PRI-PAN-PRD).

“Único.- Si durante la gestión como Gobernador del Estado de Sinaloa, el C. Quirino Ordaz Coppel, han realizado gastos por concepto de adquisición de tarjetas recargables; en caso afirmativo, informar el número de tiraje, costo por la adquisición de dichas tarjetas y el monto dispersado en cada una de ellas, así como el periodo de tiempo en que se han utilizado”, se lee en el requerimiento de la FGR a la Cámara local.

La solicitud de información se hizo una semana después de que Sergio Gutiérrez, representante jurídico de Morena nacional, presentó una denuncia por la entrega de las tarjetas “Puro Sinaloa”, que comenzaron a distribuirse en 2020 durante la contingencia de la pandemia de Covid-19, por ser presuntamente utilizadas para el apoyo a la campaña de Mario Zamora Gastélum.

Estas tarjetas se dieron por un convenio con la empresa Casa Ley. En total se entregaron 40 mil y cada una contenía hasta 350 pesos mensuales para la compra de despensa. Mensualmente se erogaron 14 millones de pesos y al final de 2020 se pagó 112 millones de pesos.

El programa se sostuvo para 2021, haciéndose una licitación pública, cuyo ganador fue otra vez la empresa Casa Ley, la cual puso a disposición desde 150 mil hasta 4 millones de tarjetas con 200 pesos cada una. Es decir, si se llegan a entregar todas, mensualmente se estarían erogando hasta 800 millones de pesos.

Las tarjetas se comenzaron a dar en junio de 2020, cuando Ricardo Madrid Pérez era Secretario de Desarrollo Social en Sinaloa. Al ex funcionario le correspondió el inicio y continuación del programa, pero en marzo, previo al inicio de las campañas políticas, presentó su renuncia para integrarse a la planilla de diputados plurinominales por la alianza Va por Sinaloa (PRI-PAN-PRD).

Su lugar lo tomó Omar Garfías, quien aseguró que este programa no podría ser utilizado con intenciones políticas, debido a que existen reglas de operación claras, como la de garantizar únicamente 200 pesos mensuales a los beneficiarios.

“Además de las reglas de operación, ten por seguro que está blindado el padrón”, dijo.

Desde el inicio de la entrega de las tarjetas hasta marzo de este año se tiene el registro de 312 mil tarjetas, cuyos beneficiarios deben ser personas que viven en pobreza y pobreza extrema.

Sin embargo, ese padrón no es público, de acuerdo a respuestas a solicitudes de información hechas ante la Secretaría de Desarrollo Social, que reservó los datos por cinco años.

La entrega de tarjetas se suspendieron en marzo, previo al inicio de las campañas, con la intención, según dijo Garfias, de evitar suspicacia sobre los recursos y la aplicación de los mismos en tiempos electorales.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo