Educación

Mexicanos Primero arremete contra autoridades ante casos de abuso infantil en escuelas públicas y privadas de 7 estados

Una investigación de ODI reveló casos de abuso sexual infantil en 7 entidades de la república, dejando claro que las escuelas no son sitios seguros

“Las escuelas en nuestro país deben contar con protocolos inmediatos de actuación y supervisión efectiva, para que, ante cualquier posible acto delictivo en contra de un menor, la respuesta inmediata de las autoridades escolares sea denunciar el posible abuso”, establece el comunicado publicado por Mexicanos Primero, en relación al informe de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) A.C. que revela casos de abuso infantil en 7 estados de la república.

De acuerdo con esta investigación “`Es un secreto´, la explotación sexual infantil en las escuelas”, este delito donde participan maestros, padres de familia, intendentes y directores del plantel, tiene como víctimas a niños y niñas de entre 3 a 7 años, que denunciaron haber sido amordazados con cinta, refieren agresión física, tocamientos por parte de los adultos u obligados a tocarse entre ellos y ser penetrados con basura, etcétera.

En el comunicado de la Red de Mexicanos Primero, titulado “La escuela debe ser espacio de seguridad, libertad y crecimiento”, se hace hincapié a una exigencia para que las autoridades pongan fin a los abusos cometidos contra la niñez en diversas escuelas del país y esclarecer los actos denunciados, tanto por la ODI, como por medios de comunicación, sociedad civil organizada, padres y madres de familia y víctimas de delitos.

Demandan que las escuelas sean espacios seguros donde las niñas, niños y los jóvenes ejerzan libremente su derecho a aprender, espacios de respeto común y de protección a las y los estudiantes. Enfatizan que los centros escolares deben ser sitios seguros.

“Sin embargo, la realidad de algunas escuelas públicas y privadas como las incluidas en el reporte de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) enciende los focos de alerta de la sociedad por ser espacios donde la ausencia de supervisión, respeto y de ley permite que adultos perpetren las más perversas atrocidades contra las generaciones jóvenes”, declaran.

“El abuso hacia los menores de edad en las escuelas ha sido documentado durante muchos años y los juzgados están llenos de denuncias interpuestas al respecto. Las razones de estos ilícitos están fundamentalmente relacionadas con el afán de gratificación sexual y el de lucro”, agregan.

La Red Mexicanos Primero asegura que en muchas “no escuelas” los y las estudiantes no solo no aprenden, sino que son víctimas de terribles abusos, por lo que para este regreso a las aulas la sociedad entera debe exigir que sean espacios seguros.

“Las autoridades no deben ser omisas ante semejantes casos que la ODI, nuestra red y muchas organizaciones más, así como medios de comunicación han documentado”, establece.

Por lo tanto, se convoca a los y las ciudadanas a elevar esta exigencia para que el sistema educativo esté libre de abuso sexual y que las autoridades subsanen la omisión en la que ha incurrido el Estado mexicano para proteger los derechos de la infancia.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo