Artes

Una mina en Culiacán

“Nos encontramos con la visión de pensar global y actuar local; quisimos enfocarnos con los artistas que son originarios de Culiacán”.

Luego de haber radicado en distintas ciudades Jorge Schiller y Jaime Sevilla se encontraron en Culiacán como consecuencia de la pandemia de Covid-19. Inmersos en el mundo del arte desde tiempo atrás no dejaron pasar el ocio en vano y comenzaron a compartir ideas para generar proyectos.

Más cercanos al campo del diseño iniciaron por vender playeras bajo su propia marca, no obstante, su ímpetu por seguir escalando en el mundo creativo los obligó a buscar y encontrar un espacio para seguir produciendo ideas y materializarlas.

“Yo regreso en marzo del año pasado, empezamos a diseñar camisetas para vender. Nos complementamos como equipo y tenemos un visión muy alineada, empezamos con camisetas, nos topamos con este espacio  y nos preguntamos si nos aventábamos, primero con la venta de camisetas y así fue”, explican.

Así fue como en la calle Francisco Márquez #1135, en la colonia Tierra Blanca, se instalaron para arrancar con LA MINA Embajada Creativa. Jaime comenta que en un primer momento la venta de sus playeras era a través de Instragram y al lugar solo iban a recogerlas.

“Luego empezamos a hacer taller de trabajo y a como fuimos conectando con talento culichi empezamos a tomar decisiones: hay que hacer exposiciones, eventos y así nos fuimos yendo poco a poco conectándonos con gente creativa”, dijeron los jóvenes a Espejo.

Jorge Schiller dice que vivió un tiempo en la ciudad de Nueva York, capital del diseño del mundo, donde muchos artistas salen a expresarse, por lo que le nació la idea de replicar su experiencia en Culiacán y tener un espacio innovador cerca de su tierra.

Empezaron por la falta de espacios artísticos en Culiacán. Hay mucho talento en Culiacán, comentan, y que no han tenido el alcance de llegar a la ciudad de México a exhibir en el Museo Tamayo o en el Museo Jumex, sin embargo son talentosos.

“Nos encontramos con la visión de pensar global y actuar local; quisimos enfocarnos con los artistas que son originarios de Culiacán”, comparten.

Jorge y Jaime definen LA MINA como un espacio de cultura enfocada en explotar esos minerales o piedras preciosas que han podido encontrar en Culiacán. Se ha convertido en un lugar colaborativo donde buscan una relación a futuro con sus clientes, generar sinergia; ofrecen servicio de diseño y su propuesta comercial es comunicar diseños aunque dando a conocer el trabajo de los artistas locales.

Jorge Schiller y Jaime Sevilla. Foto: César Hernández.

“LA MINA se está convirtiendo en una desarrolladora de proyectos creativos basado todo el en el diseño, siempre viendo oportunidades a través del diseño.  Nuestro trabajo es tomar tu idea, hacerla que se comunique como tú la vez, y al mismo tiempo reajustarla. Hemos podido estructurar como ejecutar ese diseño. Eso es lo que hacemos, comunicar una idea: camisetas, post de Instragram, calcomanías, todo lo que va detrás de una propaganda”, detallan.

Con información de César Hernández.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo