Justicia

Comandante Níquel pide perdón total por caso Sanalona

Este miércoles se dará a conocer el fallo sobre si habrá o no un perdón total, luego de que se cancelara otra audiencia ayer por solicitud de los abogados defensores.

Carlos Alberto, policía estatal apodado como el “Comandante Níquel”, quiere el perdón total, en un caso en el que dos jóvenes de Tamazula, Durango, fueron asesinadas en Sanalona.

El 28 de enero de 2020 esas dos jóvenes murieron víctimas de los disparos que provenían de una veintena de policías entrenados y recién egresados de la Academia de Policía en Sinaloa. Otras dos personas quedaron heridas. Hasta hoy no hay una explicación más allá de una verdad histórica contada por los mismos policías: respondieron a una agresión de los jóvenes y que en el lugar encontraron un arma de fuego. Sin embargo, eso no pasó y ahora se trata de resolver este crimen.

Antes ya logró que la jueza Dulce María Villegas Soto perdonara al Comandante de la acusación por encubrimiento. En esa ocasión todo estaba listo, sin oposición de la Fiscalía General pese a tener frente a sí a quien debió dar la orden para disparar aquel 28 de enero.

Lo que sucedió en resumen fue separar y desconocer al Comandante de lo que realmente estaba encargado de hacer: comandar, liderar y dar órdenes a un grupo de policías denominados “de élite”.

Los padres y madres de las jovencitas asesinadas se negaron al perdón por encubrimiento, de acuerdo con la Comisión Estatal de Víctimas, que se opuso públicamente pero no se le tomó en cuenta dentro de los juzgados.

Ahora, con una postura en contra de las familias de las víctimas, se enfila el perdón total al policía.

Este miércoles se dará a conocer el fallo sobre si habrá o no un perdón total, luego de que se cancelara otra audiencia ayer por solicitud de los abogados defensores.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo