Tendencias

Gente Chila | Gigi Garritas: Una tendencia para todes

Para Gigi las uñas son más que solo un capricho, señala que a muchas personas les brinda confianza y seguridad, además de las barreras de género que se rompen a través de la estética.

Aunque nunca se consideró una persona con dotes artísticos; la paciencia, el amor por la cultura pop y por las tendencias culichis, le dieron a Georgina la oportunidad de emprender un negocio que crece con éxito a través de su burbujeante personalidad.

‘Es lo más artístico que he llegado a hacer, nunca se me dieron las actividades artísticas, pero solo necesitaba encontrar algo que me gustara para enfocar mi creatividaddice entre risas.

Desde hace más de dos décadas el negocio de estética de uñas ha vivido diferentes evoluciones a través de la perfección de las técnicas y los nuevos materiales que se utilizan para crear toda una fantasía de texturas y decoraciones.

Gigi Garritas es el proyecto de Georgina Vega, mejor conocida como ‘Gigi’ por su numeroso grupo de amigos que también son sus clientes y los principales promotores de su trabajo, ya sea en redes sociales o recomendándola cuando alguien les pregunta por sus particulares diseños.

‘Ya no solo mis amigos gays se ponen uñas, también hombres heteros vienen a estilizarse, esto ya no solo se limita a mujeres, es una tendencia para todes’ comenta.

En las uñas, la joven culichi ha encontrado no solo una negocio que le permite satisfacer sus necesidades económicas, sino la habilidad artística que pensó que no tenía por más de 20 años.

¿Cómo empezaste en esto de las uñas?

A mi desde muy chiquita me han gustado mucho las uñas, pintarlas, mi papá me pagó un curso, a mí ni siquiera me llamaba la atención poner uñas, me gustaba ponerme, más no poner, pero me gustó y se me dio, con la práctica mejoré y aquí ando con este rollo, Gigi Garritas.

¿Por qué Gigi Garritas?

Es que todas tienen su nombre y apellido, se me hacía muy cliché, me gustó Gigi Garritas porque me gusta ponerlas picuditas como gatito, parecen garras, y Gigi, pues porque yo soy Gigi.

¿Cómo empezó tu negocio?

Empecé en mi casa, en la sala, montaba y desmontaba, mi papá me ayudaba, después me metí a un negocio, pero es muy difícil no ser dueña de tu tiempo. Preferí salirme, porque me sentía lista para estar sola, me abrí campo, regresé a mi casa un tiempo y ahora ya trengo mi propio espacio.

¿Cómo definirías tu estilo?

Kawaibuchón, me gusta mucho lo kawai, pero también lo buchón, me gusta la piedra, lo combino y se ve muy bonito.

¿Por qué te buscan tus clientas?

Me dicen que porque trabajo bonito y porque les duran mucho mis uñas.

¿Cómo es tu relación con otras personas que se dedican a esto?

Hay mucha demanda por uñas, siento que no tengo competencia porque tengo mi estilo muy definido, tengo varias amigas que trabajan en esto, cada quien lo hace  a su manera y cada quien se crea un perfil para sus clientes.

¿Qué es lo que más te gusta de poner uñas?

Decorar, me gusta mucho decorar y platicar con las personas que vienen, inspirar confianza y conocer sus historias.

¿En un lugar como Culiacán, se puede vivir de este negocio?

Sí y bastante bien, porque aquí casi todas las personas quieren verse lo mejor que pueden.

¿Cómo te trató la pandemia?

Te confieso que yo trabaje clandestinamente en la pandemia y te aseguro que hay trabajo, las mujeres principalmente no dejaron de ponerse uñas.

Asegura queen esta como cualquier otro tipo de actividad es la constancia y la manera en la que adaptas las técnicas a tu estilo y gusto personal, lo que hacen que destaques y te abras camino como artista’. Comenta que tiene buena relación con otras mujeres enfocadas a otros giros y que ama hacer trueques con otras mujeres con talento en otras disciplinas.

La franqueza y la confianza que Gigi brinda a quienes acuden a ella, hacen de su proyecto una experiencia sumamente reconfortante. Procura usar su talento para orientar a las personas sobre el amor propio, la seguridad, romper estigmas de género y fomentar la inclusión, con el fin de convertirse en un ejemplo para Elizabeth, su pequeña hija.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo