Tema de hoy

Francisco Cuamea le plantea a Rubén Rocha la ruta hacia un gobierno de cooperación

“Hago eco de sus palabras. Creo que el objetivo o los objetivos legítimos de Sinaloa de los próximos seis años tienen que delinearse en diálogo, unidad e inclusión permanentes, más allá de los rituales de los foros para elaborar el Plan Estatal de Desarrollo”.

Es rescatable y digna de ser reflexionada la puntualización que Francisco Cuamea Lizárraga le hace desde su trinchera de ciudadano al gobernador electo, Rubén Rocha Moya, sobre las áreas a atender en Sinaloa durante el sexenio 2021-2027, porque en el contexto de pospandemia están en vías de convertirse en crisis si las políticas públicas estatales continúan ignorando o minimizando tales realidades.

Además de reflejar una profunda labor de estudio que detecta las áreas sensibles que demandan la acción urgente de gobierno y sociedad, se trata de un planteamiento que nace desde la acción civil, independientemente de que el firmante sea un periodista de amplia trayectoria o el activista ciudadano que al ser uno de los fundadores de la organización civil Iniciativa Sinaloa ha participado en investigaciones sobre temas como transparencia, seguridad pública y libertad de expresión.

Francisco Cuamea le expone a Rubén Rocha la oportunidad de “gobernar racionalmente para la solución de los problemas y la planificación institucional, con un objetico claro y definido” poniéndole atención a aspectos del desarrollo sustentable, tales como movilidad social, pobreza, desarrollo económico sin comprometer los ecosistemas, cambio climático que se manifiesta hoy con la peor sequía, así como administración eficiente del agua.

Remarca también la necesidad de incidir en la reducción de fertilizantes nitrogenados cuyo uso excesivo causa un dramático impacto en la biósfera, lo que demanda que Sinaloa dé un viraje hacia la agricultura sustentable. Propone además que las ciudades derriben las barreras que estorban al desarrollo de las personas, atender la salud pública con énfasis en las adicciones derivadas de que la economía del narcomenudeo fluye libremente, corregir la siniestrabilidad vial y el aumento de muertes por accidentes de tránsito, prepararse frente al crecimiento tecnológico para reducir la brecha digital y evitar desventajas competitivas, y actuar frente a la catástrofe educativa que asoma por el abandono escolar y el retroceso de hasta 15 años en los niveles de aprendizaje debido a la pandemia de coronavirus.

Cuamea le plantea a Rocha Moya que “los retos son grandes y son muchos, pero la responsabilidad es mayúscula, compártala” y le toma la palabra al mandatario estatal electo cuando ofrece un gobierno democrático, de unidad e inclusión. “Hago eco de sus palabras. Creo que el objetivo o los objetivos legítimos de Sinaloa de los próximos seis años tienen que delinearse en diálogo, unidad e inclusión permanentes, más allá de los rituales de los foros para elaborar el Plan Estatal de Desarrollo”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo