Tendencias

Gente Chila | Samantha Benval: Llevar la floristería al siguiente nivel

‘Me gustaría prepararme tanto que mi trabajo sea lo más cercano a una obra de arte, que vaya mucho más allá y despierte sentimientos, que lo veas y te haga sentir’ dice Samantha, sobre sus planes futuros.


Encontrar inspiración en cada aspecto de su vida y por consiguiente una manera de expresarla a través de sus creaciones, es la visión de Samantha Benval una florista culichi, que confía en su talento y en el apoyo de su equipo para hacer crecer su negocio, más allá de las expectativas que se tienen para una floristería.

Estudiante de la Licenciatura en Diseño Industrial, comenzó a trabajar en el área de redes sociales de una reconocida floristería de Culiacán, la curiosidad la fue introduciendo al taller del negocio, donde los trabajadores la fueron capacitando hasta que entró de lleno a los procesos creativo y de producción, dejando atrás su lugar como community manager, para encontrar su vocación; ser florista.

Para Samantha la idea emprender creció de manera orgánica, irónicamente, como si se tratara de una planta. Luego de dejar su empleo en la floristería, amigos que conocían de su trabajo comenzaron a pedirle apoyo para personalizar obsequios, trabajar con flores y acompañar a decoradores en sus eventos.

Tenía entonces, el camino trazado por su talento innato para trabajar con flores y los distintos materiales que se utilizan en esta disciplina. Sin embargo, el momento decisivo fue cuando sus amigos la impulsaron a crear su propia empresa, desde entonces no ha parado.

‘Siento que he tenido un equipo de apoyo muy grande, porque yo soy mamá, mis tiempos a veces están muy limitados, pero mis amigos y familias siempre me dan ánimos y son ellos los que hicieron crecer esto, gracias a sus recomendaciones me han hecho llegar hasta donde estoy y me gustaría crecer esto hasta donde se pueda’ comenta Samantha.


¿Cómo iniciaste en el mundo de la floristería?

Yo inicie trabajando en una floristería, primero empecé como community, poco a poco me fui mezclando, metiéndome al taller, viendo lo que hacían los floristas, me gusto, me enamore de todas las flores y termine ayudando hasta que me invitaron a ser florista, en ligar de ser community y me quedé.

¿Cuáles son tus flores favoritas?

Las hortensias, además de que son flores súper bonitas, tienen una curiosidad, pueden tomar agua por los pétalos, una cualidad no muy común en flores.

¿Qué es lo que más te gusta de ser florista?

Lo que más amo es trasmitir emociones con mi trabajo, mis clientes acuden a mí porque quieren comunicar un sentimiento con flores, que lo que yo hago con esfuerzo pueda potenciar eso y hacer más feliz al receptor del obsequio.

‘Yo siempre estoy nerviosa por ver la reacción de la gente, tanto de mi cliente, como de la persona a la que va dirigido, me gusta mucho ver la emoción en sus rostros’, dice Samantha.

¿Es estresante ser florista?

Me gusta trabajar bajo presión, en temporada alta, San Valentín, Día de las Madres o en invierno en temporada de bodas, la emoción es más constante, convives con más amigos, con otros floristas y otras personas involucradas en eventos.

¿Es fácil ser florista en Culiacán?

Claro que sí, aquí hay mucho mercado para este negocio, por la cultura que tenemos los culcihis, somos mucho de regalar, de trasmitir afecto con regalos, con detalles, sobre todo con las flores, es algo que nos gusta.

¿Qué te dijeron en casa cuando decidiste ser florista?

Cuando decidí ser florista de tiempo completo, de manera independiente, pues yo estudie diseño industrial y es una carrera que va muy de la mano, uso mucho d elo que aprendí aquí, es mucho trabajo creativo, con distintos materiales, el acoplar mi carrera con esto, le dio mucho alivio a mi familia.

¿Qué se necesita para ser florista?

Muchas ganas y perseverancia.

¿Cómo es tu relación con otros floristas?

Tengo muchos amigos floristas, platicamos, nos vemos de cómo nos está yendo, nos comentamos en redes, como en todo hay roces, al final somos competencia, pero es más el apoyo, porque estamos en lo mismo y crecemos juntos.

¿Cuántas personas están detrás de este proyecto?

Fijas somos 4, y eventualmente somos 10.


Si no fueras florista ¿A qué te gustaría dedicarte?

Me encanta el diseño de interiores y la arquitectura, cualquier cosa que tenga diseño me haría sentir cómoda.

¿Te gusta colaborar con otros artistas?

Me encanta colaborar, ya sea con fotógrafos, me gustaría colaborar con diseñadores de modas, hacer prendas con flores, accesorios, lo que sea, llevar esto a otro nivel.


Samantha encontró de manera repentina, ahora mismo no se ve haciendo otra cosa, puesto que disfruta poder superarse en una disciplina que la motiva, la apasiona, la reta a mejorar cada día y que no considera trabajo.


‘Pocos tenemos la suerte y el privilegio de hacer lo que amas y vivir de ello’ finaliza.

Sigue a Samantha:
Facebook: Samantha Benval
Instagram: @samantha.benval

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo