Bienestar

El vitiligo afecta más la salud emocional que la física de quien lo vive

Aunque el vitíligo no ocasiona enfermedades físicas, está altamente ligado a problemas de autoestima que pueden ver alterada la personalidad de quien lo presenta.

Aunque es considerada por muchos como una enfermedad, el vitiligo es más una condición de vida que no es grave, ni contagiosa y que puede presentarse en  cualquier persona.

Se podría decir que el vitíligo es una ‘falla’ en  sistema inmune que destruye las células encargadas de producir melanina, las mismas que dan color a la piel y los ojos. Provocando que ciertas áreas de la piel pierdan su pigmento, alcanzando un tono caucásico.

A la fecha no se conoce con exactitud la causa de la destrucción de los melanocitos, aunque suele presentarse más en personas que con padecimientos autoinmunes y en ocasiones puede tener un componente hereditario.

La pérdida de pigmento suele empezar en zonas de la piel expuestas al sol y casi siempre logra detectarse antes de los 40 años. Aunque el vitíligo no ocasiona enfermedades físicas, está altamente ligado a problemas de autoestima que pueden ver alterada la personalidad de quien lo presenta.

El diagnóstico del vitíligo suele producir un gran impacto en los/as pacientes. Sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los casos se detectan antes de los 30 años, en edades vulnerables desde el punto de vista emocional.

El vitiligo puede presenarse de distintas formas:

  • Vitiligo focal: aparecen ligeras manchas blancas segmentadas por el cuerpo, principalmente en las extreidades.
  • Vitiligo segmentario: las manchas se dan solo en un lado del cuerpo.
  • Vitiligo acrofacial: las manchas están en torno a la boca, los ojos y la nariz.
  • Vitiligo universal: las manchas son amplias y pueden abarcar diversas regiones del cuerpo.

¿Cómo identificarlo?

  • Pérdida irregular de color de la piel. Suele aparecer primeramente en las manos, la cara, los genitales y en zonas alrededor de las aberturas de cuerpo.
  • Aparición de canas prematuras. También en las pestañas, las cejas o la barba.
  • El interior de la boca y la nariz pierden su color característico y se vuelven blanquecinos.

Tratamiento del vitiligo

Esta condición no tiene cura, pero existen tratamientos para retardar la decoloración.

Es importante precisar que las zonas  de la piel donde se pierde pigmento,  son muy vulnerables a los rayos del sol por lo que se recomienda el uso de bloqueador de manera habitual.

El proceso de expansión del vitíligo es irrgular, en ocasiones, las manchas desaparecen sin tratamiento, pero, en la mayoría de los casos, terminan extendiéndose por todo el cuerpo.

Expertos de la Asociación Española de Pacientes de Vitíligo (ASPAVIT) advierten sobre la importancia de evitar el estrés y de buscar apoyo psicologico. La ayuda profesional puede contribuir a que los pacientes acepten el vitíligo y a que encajen mejor la incertidumbre de su pronóstico.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo