Tema de la semana

Tema de la semana | Esto pasará si no llueve en Sinaloa

Este problema es algo mucho más grande que lavarse las manos por 30 segundos o no cerrar las llaves y evitar que goteen por horas.

Sinaloa acude actualmente a una de las últimas opciones, la de bombardear nubes con yoduro de plata para forzar que haya lluvias. Si no funciona, entonces podría no haber siembra.

La sequía de este año es devastadora. Las presas de Sinaloa están en un punto mínimo histórico, tanto que las compuertas están cerradas para asegurar el consumo de agua para los casi 3 millones de habitantes.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que solo dos presas cuentan con el 15 por ciento de su capacidad de los 12 grandes embalses de este estado con 11 ríos.

Fuente: Conagua

Este panorama debería preocuparnos a todas y todos los sinaloenses, pues si bien apenas inicia el periodo de lluvias para Sinaloa, el pronóstico es poco favorable.

La Conagua dijo que para este año se esperan:

* Entre 7 y 10 Tormentas tropicales
* De 2 a 5 Huracanes fuertes (categorías 1 y 2)
* De 4 a 5 Huracanes intensos (categorías 3, 4 o 5)

Total: entre 14 y 20 ciclones tropicales.

De esos fenómenos ya ocurrieron seis y el agua que ha caído ha sido mínima. La mayoría en el sur del estado.

¿Qué significa el bajo volumen de agua? que Sinaloa enfrentará un panorama de crisis en el campo, una de las actividades de mayor importancia por la aportación al Producto Interno Bruto (PIB) por ingresos, así como por la generación de empleo.

“Esta vocación y esfuerzo hace que Sinaloa continúe en los primeros lugares en el ranking nacional en los rubros de granos como el maíz, del cual aporta el 23.7% del total de la producción nacional con 5.7 millones de toneladas, y en garbanzo, donde aporta el 52.9%. En oleaginosas, Sinaloa es el principal productor nacional de ajonjolí y tercero en cacahuate; en hortalizas, ocupa el primer lugar en la producción de berenjena, tomate rojo y verde, chile verde y pepino, además de que se destaca como el principal productor de las llamadas hortalizas chinas.

Debido a un buen año, el mango sinaloense ocupó la primera posición en 2019, superando a estados que aportan grandes volúmenes como Chiapas, Oaxaca y Nayarit. Cabe señalar que en 2020 el valor nacional de las exportaciones de mango superó los 201 millones de dólares; de un volumen de 80 millones de cajas que producen y exportan ocho estados de la República, Sinaloa aportó el 40% de esta producción”.


Fuente: Informe de Gobierno de Sinaloa 2020

La afectación económica también sería para los estados con trabajadores que migran para emplearse en la actividad agrícola sinaloense. La Secretaría de Economía estima alrededor de 20 mil trabajadores de estados como Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Chiapa, Michoacán, entre otros.

Sin siembra, podrían no ser contratados.

Una sequía por …

Esta sequía que tenemos es solo un efecto de distintas malas prácticas que hay en Sinaloa. Y no, no es la falta de una cultura del agua en las viviendas, por los “usuarios menores” como se cataloga por los órganos encargados de la administración de la misma.

Este problema es algo mucho más grande que lavarse las manos por 30 segundos y evitar que goteen las llaves.

Por ejemplo, no existe un diagnóstico público del uso de agua por las mineras. Actualmente Sinaloa tiene 27 plantas de beneficio para procesar minerales metálicos. La capacidad individual de las plantas varía de 20 a 5,000 toneladas diarias.

De acuerdo con el Panorama Minero del Estado de Sinaloa, publicado por el Servicio Geológico Mexicano (SGM) en agosto, en Sinaloa se han cedido a la minería 1 millón 750 mil hectáreas de las 5 millones 809 mil 200 que conforman la totalidad del territorio, es decir, casi una tercera parte (30.13%).

No existe un diagnóstico público para conocer cuánta agua gasta cada mina, pero sí que para producir un solo gramo de oro se necesitan mil litros de agua.

“El Estado ocupó en el año 2017, el sexto lugar a nivel nacional como productor de oro, en noveno el zinc, decimo en cobre y plomo y en décimo segundo en plata, entre los minerales metálicos, mientras que entre los no metálicos ocupó el primer lugar en la producción de agregados pétreos, cuarto en andesita, quinto en riolita, noveno en basalto y sal”, se señaló en el Panorama Minero.

Esto podría parecer un proceso de descontrol que podría tener poco o nada que ver con los sinaloenses, pero cabe hacer una comparación cercana: por cada celular iPhone de gama alta se necesitan 3 gramos de oro. Es decir, para producir cada uno de esos celulares se necesitó el agua suficiente de 3 albercas olímpicas.

  • Para saber
    De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el volumen de la producción de minerales metálicos en Sinaloa, (Oro, Plata, Plomo, Cobre, Zinc y Hierro), durante enero a diciembre de 2017, es el siguiente:
  • La producción de Oro fue de 1 mil 102 kilogramos (kg.)
  • La producción de Plata fue de 34 mil 914 kg.
  • La producción de Plomo fue de 2 mil 711 toneladas (ton.)
  • La producción de Cobre fue de 731 ton.
  • La producción de Zinc fue de 6 mil 093 ton.

Pero no solo es la minería, también es la administración de agua para uso agrícola.

El gobierno federal y el estatal han previsto la necesidad de hacer una “reconversión productiva“, que no es otra cosa que cambiar los cultivos.

Datos oficiales establecen que en México se prevé una producción de 25 millones 331 mil 045 toneladas de maíz blanco, pero que para consumo interno solo se necesitan 20 millones 372 mil 589 toneladas. Hay un excedente de 5 millones de toneladas y Sinaloa es el productor más importante de ese grano.

Por cada planta de cultivo de maíz, dependiendo de las condiciones climáticas y sin considerar otros factores de producción, requiere a lo largo de su ciclo de 500 a 800 milímetros cúbicos de agua. Por cada hectárea se calcula que se necesitan 126 metros cúbicos repartidos en 3 riegos

Además, para que las plantas tengan un buen rendimiento se necesita suministrar suficiente agua para evitar un “estrés” por deficiencia.

La superficie de maíz cosechada en Sinaloa bajo el régimen de riego supera las 560,000 hectáreas, de acuerdo con datos oficiales.

Los especialistas en el tema señalan la necesidad de una reconversión agrícola, pero los productores se resisten y también tienen su lógica. Para hacer un cambio en el modelo de siembra se necesitan apoyos agrícolas y los gobiernos no han estado dispuestos a darlos.

A todo esto habrá que sumar la deforestación, que para 2018 se calculó en una afectación de 10 mil hectáreas por incendios forestales.

Mientras exista un descontrol y un uso indiscriminado del agua, se seguirán teniendo periodos de sequía importantes como el de este año.

Presionar el botón rojo, la última oportunidad

Ahora se propone una práctica urgente, bombardear las nubes con yoduro de plata.

La Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) comenzaron “la inyección” del químico para intentar hacer llover en Sinaloa.

Esta medida es drástica, se trata de forzar lluvia por la sequía severa que hay en este estado pese a contar con 11 ríos y 12 grandes presas, pero en un nivel mínimo histórico: solo hay agua para consumo humano.

El Director general de la CONAZA, Ramón Sandoval Noriega, explicó que esta sequía se debe a dos factores: la alta deforestación y el uso indiscriminado del agua.

Los vuelos se realizarán en los días y períodos de tiempo en los que las condiciones meteorológicas sean las más favorables para la aspersión del youduro de plata, por lo menos una vez por semana, con una sola aeronave y una tripulación compuesta por piloto, meteorólogo e investigadores especialistas.

Este equipo buscará nubes con forma de conos hacia arriba porque “son las que tienen mayor concentración de humedad”.

A esas nubes le esparcirán los químicos en toda la región de sierra, donde se encuentran las presas.

Fuente: Conaza

La urgencia es que el agua se almacene en estos embalses, no que llueva en las ciudades.

Aunque la salvación es estadísticamente poco fiable. La Conaza explicó que, en promedio, estos vuelos tienen un 20 por ciento de efectividad, por ello se buscará hacer entre julio y noviembre, que abarca el periodo de lluvias y se tienen condiciones meteorológicas adecuadas.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo