Política

Ricardo Madrid: no hablo de escombros del PRI

“Siempre se habla de que el PRI tiene que desaparecer. En este momento necesitamos tomar decisiones de fondo, serias. El PRI está vivo. Yo no hablo de escombros, hablo más bien de oportunidades”.

A veces Ricardo Madrid habla tan rápido que se tropieza con sus palabras. Toma prestadas del lenguaje político algunas frases hechas y va soltándolas esporádicamente aquí y allá. Le gustan los eufemismos, por eso cuando se le pone sobre la mesa el concepto escombros, él prefiere decir oportunidades.

De la derrota del PRI en Sinaloa en la elección del pasado 6 de junio, es la figura llamada a ocupar una labor importante en la remoción de ruinas ante un proceso de reconstrucción.

Pero él no habla de escombros pese a todo lo perdido, pese a la gubernatura ida, las alcaldías esfumadas, las diputaciones desaparecidas y el carro completo que se les fue. Y se les fue desde el 2018, con el primer golpe morenista en Sinaloa.

Ricardo Madrid asume la narrativa del aliviador y con esas frases de la política viste su discurso en medio de una debacle priista fresca, histórica, que pareciera no dolerle tanto cuando dice, en más de cinco ocasiones, “hay que darle vuelta a la página”.

Darle vuelta a la página, sinónimo del borrón y cuenta nueva, ambas igualmente pesadas, casi insensibles una como la otra.

Reconoce a Rubén Rocha Moya como próximo gobernador. Deja solo a Mario Zamora en su impugnación de la pasada elección al decir que no está de acuerdo con el mochitense ya de vuelta a su curul en el Senado.

El PRI, dice, como se dijo en 2018, requiere un autoanálisis, reflexión al interior.

Y también señala que su partido está vivo y que no son estos sus escombros aunque 90 años después haya entregado la gubernatura, las alcaldías y casi todas las diputaciones locales y federales a Morena.

También niega que el PRI y Quirino Ordaz Coppel hayan traicionado a Mario Zamora, el ex candidato de la alianza Va por Sinaloa, integrada por priistas, panistas y perredistas, en el pasado proceso electoral.

“Creemos que es momento de darle vuelta a la página. Creemos que la elección ya pasó. Ahí están los votos. El sentir ciudadano se refleja en una votación que los órganos correspondientes han delimitado, han entregado a Rubén Rocha Moya su constancia de mayoría. Queremos que le vaya bien al gobernador Rocha Moya porque queremos que le vaya bien a Sinaloa”.

El ascenso de Ricardo Madrid, de la mano del gobernador Quirino Ordaz Coppel, ha resaltado desde su nombramiento como Secretario de Desarrollo Social en junio de 2019 (antes fungía como secretario particular). Hoy es diputado local electo y ha sido nombrado ya como el próximo coordinador del grupo parlamentario priista en el Congreso de Sinaloa a partir de octubre próximo, en la 64 Legislatura.

CUBRIR LAS ESPALDAS A QUIRINO

Pero Ricardo Madrid está en un pedestal especial dentro de la derrota de su partido. Es uno de los candidatos que al perder el PRI, ganó. Ahora goza de las ventajas que deja ser candidato pluri (vía plurinominal) cuando su partido aún humea ante el desastre.

Hombre cercano al actual gobernador, refuta que vaya al frente de los próximos diputados y diputadas priistas a cubrirle las espaldas a Quirino Ordaz Coppel, su actual jefe.

“Normalmente se piensa así. Pero cuando tienes un gobierno transparente, que le apuesta a la rendición de cuentas no tenemos que ser quien vaya a cuidar espaldas. No vamos a cuidar espaldas. No encontramos elementos que nos marquen que haya una situación, uuta pues está pasando…no. Es un gobierno que se ha caracterizado por la rendición de cuentas, la transparencia, el trabajo efectivo y ciudadano. No vemos la necesidad de cuidar espaldas. Seremos transparentes, responsables”.

Asegura que revisarán las cuentas públicas que falten del gobierno de Quirino en apego a la legalidad. Y sobre los temas polémicos del gobernador como la construcción del estadio de futbol en Mazatlán, la compra del edificio que era de la inmobiliaria Homex, dice que a la fecha no hay elementos para decir que se actuó mal.

Sobre lo que los priistas deben esperar de la próxima bancada legislativa, (Cinthia Valenzuela, Connie Zazueta, Sergio Mario Arredondo, Luis de la Rocha, Deisy Ayala, Gloria Himelda Félix), es que no serán fauna de acompañamiento.

“Vamos a ser una bancada enérgica, dinámica; vamos a apostarle a una agenda de avanzada y progresista. Vamos a ser una oposición crítica, no de acompañamiento. Será dura, enérgica pero de diálogos y consensos. No todo puede ser miel sobre hojuelas. No vamos a ir a pelear por pelear, a discutir por discutir”.

EL PRI ESTÁ VIVO

Ricardo Madrid mueve las manos como los políticos, entona su voz como los políticos, asume poses de político. Quirino Ordaz lo ha presumido como uno de los nuevos perfiles del priismo en Sinaloa. La vanguardia de la nueva generación del tricolor en Sinaloa.

Este licenciado en Derecho de 38 años de edad va la cabeza de la nueva oleada priista, la que tendrá que deglutir el fiasco de perder casi todo en la elección pasada, la que ve rota la ruta de 90 años de poder priista en Sinaloa. La que deberá juntar los platos rotos si es que quieren sobrevivir.

¿Son estos los escombros del PRI?

“A ver, no me animaría a decir: los escombros del PRI. El PRI tuvo una votación que no es menor (350 mil). No le alcanzó para ganar la gubernatura, no alcanzó para las alcaldías. Pero hay que responderle a esa gente. En el PRI tenemos que hacer un auto análisis, reflexión. ¿Dónde estamos, por qué tuvimos el resultado que tuvimos?”

“Siempre se habla de que el PRI tiene que desaparecer. En este momento necesitamos tomar decisiones de fondo, serias para reorientar lo que hicimos mal, fortalecer lo que hicimos bien y apostar a que el PRI puede ir hacia adelante. El PRI está vivo. Yo no hablo de escombros, hablo más bien de oportunidades. En las crisis están las oportunidades. Asumamos las responsabilidades que nos tocan, las decisiones que no fueron las mejores. Hemos escuchado muchas veces: el nuevo PRI, la reconstrucción del PRI. Que no quede en el discurso”.

Dice no poder decir si este proceso interno de evaluación se hizo o no tras la derrota en la elección del 2018, cuando por primera vez perdieron la mayoría en el Congreso estatal, las diputaciones federales, las dos senadurías y la mayoría de los municipios también a manos de Morena. En 2010, Mario López Valdez (Malova) también le dio una tunda al PRI, pero gobernó como lo que es: priista.

“Tenemos que comenzar un proceso de reorganización, cambiar esquemas, cambios de fondo. Cada elección que no te va bien lo primero que se dice es: que el PRI desaparezca, ya desapareció, ya no quedó nada. Pero creemos que el partido debe ocupar un espacio en la vida democrática de Sinaloa. Es prematuro hablar de cosas de fondo como un cambio de nombre, cambio de colores. Los resultados nos arrojaron que no ganamos lo que pensábamos que ganaríamos”.

De los perfiles que deben encabezar el proceso de reconstrucción, dice, ya hablará en su momento. Si estará al frente del PRI a mediano plazo, es prematuro decir si aspira o no.

VUELTA A LA PÁGINA

Mario Zamora dijo que la delincuencia manchó el resultado de la elección…

“El senador Zamora ha marcado su postura. Nosotros como futura bancada parlamentaria del PRI no compartimos esa postura. ¿Por qué? Porque hay autoridades competentes para delimitar cada uno de los momentos y de los hechos que sucedieron. Estamos en la ruta de darle vuelta a la página. Tenemos un gobernador electo; nos vamos a sumar para que las cosas vayan hacia adelante”.

“Respetamos la postura de cada quien. No compartimos ese elemento. Vamos, como grupo parlamentario, a darle vuelta a la página, y a lo que sigue que es consolidar un Sinaloa de desarrollo. Que al gobernador Rocha le vaya bien. ¿Por qué?, porque él es el gobernador”.

¿Ve un rompimiento entre el PRI estatal y Zamora, entre la futura bancada priista y Zamora?

“No vemos un rompimiento. Todas las opiniones son respetables. Simplemente no coincidimos con esa postura. Entiendo por lo que dijo la dirigencia que no formaron parte de esa impugnación. No veo rompimiento simplemente opiniones diferentes.

¿Traicionó el PRI a Zamora?

“No tengo ningún elemento para hablar de traición. No veo ni tengo elementos para hablar de traición. Mucho menos de Quirino. Él es gobernador, no le tocaba ser candidato ni coordinar campañas. Fue un gobernador respetuoso de su investidura”.

Dicen que Morena viene por 30, 40 años…

Que la voluntad de los sinaloenses sea la que marque el rumbo que quieren seguir”.

El PRI está vivo, dijo Madrid. Vivo y relegado un papel secundario que ya se le está haciendo costumbre. Vivo, solo hay que identificar si respira ahogándose como si hiciera gárgaras.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo