Justicia

Marchan para exigir respuestas en la búsqueda de María Fernanda

En el camino, al contingente que inició con alrededor de 40 personas se le fueron sumando más familiares de otras personas desaparecidas, las cuales compartían el mismo dolor y enojo contra las autoridades.

De Catedral a la Fiscalía General del Estado (FGE) marchó un contingente. Con sombrillas y sombreros para protegerse del sol, pero con gritos y cartulinas para atacar la incertidumbre.

Los lentes de las cámaras y las pantallas de los teléfonos lograron captar los rostros desesperados de la mamá, amigos y familiares de la joven de 17 años, María Fernanda Sánchez, quien fue vista por última vez el pasado 28 de junio del 2021 y cuyo paradero sigue desconocido.

Su mamá, Mireya Sánchez organizó una marcha con la finalidad de exigirle a las autoridades de seguridad, específicamente al Fiscal General, Juan José Ríos Estavillo, que comiencen a dar respuesta sobre el paradero sobre su hija.

Expresó que desde el momento en el que no pudo localizar a su hija se comunicó al Ministerio Público, pero ya han pasado 4 días y no hay avances, a pesar de que ella le ha entregado bastante material a los agentes de investigación.

“Me dicen que tienen siete líneas de investigación y que ellos están trabajando y que tienen un protocolo, pero como madre eso a mí no me sirve. Yo quiero ver resultados, no quiero que me digan que hay un protocolo, tengo siete líneas de investigación, yo quiero ver a mi hija aquí “, dijo.

Señaló que los amigos y vecinos de su hija ocultan algo, ya que por más que ha querido su apoyo, ninguno ha brindado pistas que pudieran tener sobre la ubicación de su hija o lo sucedido.

En el camino, al contingente que inició con alrededor de 40 personas se le fueron sumando más familiares de otras personas desaparecidas, las cuales compartían el mismo dolor y enojo contra las autoridades.

Una de estas familias fue la de Javier Ernesto “Neto”. Su mamá vociferó sobre la incompetencia de las autoridades y la falta de respuesta en la búsqueda de su hijo de 16 años que fue presuntamente “subido a una patrulla” y ya no volvió a saber de él.

“Tengo siete meses sola, buscando a mi hijo para que no nos quieran recibir a uno. Estoy harta, no se me hace justo que a mi hijo me lo desapareciera una patrulla y sigo yo peliando por esto”, mencionó.

El contingente llegó a la Fiscalía General del Estado, y después de unos minutos presentes lograron que la señora Mireya fuera atendida por las autoridades.

Aunque esto desató un poco de molestia en las demás familias que también exigían respuestas, pues ellas volvieron a ser invisibles.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo