Seguridad

Estrada los llamó perros, los policías de Culiacán exigen ahora una disculpa pública

Los dichos del alcalde de Culiacán en un programa de televisión por internet afectaron las negociaciones en medio de la mejora de salarios y pensiones de las y los policías municipales

Fotografía: Leo Espinoza

Fotografía: Leo Espinoza

La relación entre Jesús Estrada Ferreiro y la policía municipal se agravó.

En medio de la lucha de viudas de policías asesinados y elementos jubilados por el reconocimiento de una mejora en sus pensiones con sueldos homologados, el Alcalde de Culiacán se refirió a ellos como “perros” en un programa de televisión por internet.

Mario Rodríguez Kato, hijo de un policía ministerial asesinado en 2008 al inicio de la llamada “guerra contra las drogas”, se quejó ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por los dichos del Alcalde.

“Como hijo de un policía asesinado, me siento aludido ante la declaración pública del presidente municipal de Culiacán hizo ante la comunicadora Graciela Cueto el día 22 de junio, en donde señala que: “todos los perros tienen dueño” refiriéndose a las viudas de policías y a los policías jubilados, sin embargo, el alcalde no especificó a qué viudas o policías hace referencia, por lo cual, asumo que esa referencia es a la generalidad”, señaló Rodríguez Kato, quien también se encuentra en la lucha por la homologación de las pensiones.

La entrevista con el alcalde se publicó por internet en el canal de la conductora, en el programa llamado “pláticas de café”.

Dicha intervención no se encuentra disponible en ninguna plataforma; sin embargo, la declaración no se recibió en buena manera, pues esta se da justo en medio de una discusión por la homologación salarial en las pensiones de viudas de policías y elementos jubilados.

Sin embargo, los policías, ahora molestos por los dichos del alcalde, piden también una disculpa pública, aseguró Ignacio García Durán, policía municipal jubilado, quien este lunes se manifestó junto con una veintena de compañeros a las afueras del Palacio Municipal.

Queja ante la CEDH por el activista Mario Rodríguez Kato

Esa discusión comenzó con una reforma a la Ley de Seguridad Pública, cuyo propósito era el de modificar los apartados para obligar a una mejora salarial de las y los policías, así como establecer la obligatoriedad de que las pensiones se homologuen conforme a los sueldos.

Esa reforma se dio en el Congreso del Estado, pero no se recibió de forma positiva por el Poder Ejecutivo.

Antes de publicar se devolvieron las reformas con observaciones específicas y una aclaración sobre la falta de recursos para cumplir con lo establecido.

Se señaló, por ejemplo, que hay municipios donde se tiene a policías trabajando sin prestaciones laborales como Seguridad Social, mientras que en otros, entre ellos Culiacán, el sueldo que perciben las y los elementos no corresponde a su registro salariales oficiales. Es decir, ante el IMSS y el ISSSTE tienen dado de alta un sueldo menor al que perciben, pues en este se incluyen bonos.

Para cumplir con la reforma, los municipios y el gobierno del Estado deberán hacer modificaciones también a sus esquemas de administración y recursos humanos, de lo contrario no podrá hacerse esa mejora.

Las reformas también contemplaron hacer una actualización retroactiva, pero el gobierno también rechazó esta posibilidad.

Tras el veto se iniciaron diálogos y manifestaciones de policías, cediendo distintos apartados para tratar de lograr una homologación real y no por bonos.

Apenas el viernes 2 de julio, las viudas de policía ofrecieron ceder la homologación retroactiva, pero las negociaciones aún no concluyen sino que se prolongará y conocerá más avance de estas durante la sesión del 6 de julio en el Congreso local.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo