Corrupción

¿Qué respondió Quirino al Congreso sobre el uso de aeronaves?

En los registros de la agenda pública, las bitácoras de vuelo y boletines de prensa muestran un comportamiento distinto a la respuesta del Poder Ejecutivo.

El Congreso de Sinaloa solicitó un informe al gobierno de Sinaloa sobre el uso que se le da a las aeronaves. La respuesta dada por las secretarías de Administración y Finanzas y de Transparencia y Rendición de Cuentas fue que los tres helicópteros y dos aviones se usan para asuntos esenciales.

La respuesta se hizo llegar a la Comisión de Fiscalización la cual hizo un análisis y determinó que esta no justificaba más de mil 500 vuelos entre los años 2017 y 2020 hechos por el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

A partir de ese resultado, la Comisión de Fiscalización solicitó una auditoría específica a la Auditoría Superior del Estado sobre el uso de las aeronaves.

Revista ESPEJO pudo conocer los documentos y en estos se encontró que de acuerdo con las secretarías, el gobernador y sus funcionarios las utilizan para situaciones esenciales.

Respuesta de la Secretaría de Administración y Finanzas al Congreso del Estado

Entre los asuntos esenciales del mandatario, se indicó por el Despacho del Poder Ejecutivo, está la visita a lugares donde la orografía no le permite trasladarse fácilmente, como a comunidades de la serranía.

Respuesta dada por el Despacho del Poder Ejecutivo, donde se aseguró que las aeronaves se usan para asistir a eventos en la zona serrana de Sinaloa.

Una investigación realizada durante un año por ESPEJO documentó que solo entre 2017 y 2019 el gobernador Ordaz Coppel usó las aeronaves hasta mil 463 veces.

Leer también: Quirino: el gobernador de los cielos

Hay traslados donde las aeronaves van y vienen como cualquier avión comercial. Por ejemplo, hay días en los que se registró hasta cuatro vuelos a Ciudad de México con regreso a Culiacán y a Mazatlán el mismo día, teniendo como justificante eventos privados del gobernador.

Entre esas reuniones y recorridos de trabajo marcadas como privadas, por lo menos 140 corresponden a viajes con destino a la Ciudad de México.

En 2019 se publicó la Ley de Austeridad, que obliga al gobernador y sus funcionarios a preferir usar vuelos comerciales para asuntos no esenciales. Sin embargo, las bitácoras registran vuelos donde el mandatario usó las aeronaves para trasladarse del Aeropuerto de Culiacán al Palacio de Gobierno.

Por ejemplo, el 19 de junio de 2019, cuando el gobernador regresaba de la Ciudad de México y debía reunirse con la embajadora de Reino Unido en México. Para llegar a tiempo usó el helicóptero Bell 206 del Aeropuerto al Palacio de Gobierno.

Hay otros vuelos donde Quirino Ordaz Coppel usó el avión Falcon o el avión Turbo Commander, ambos en el inventario del gobierno de Sinaloa, para trasladarse de Culiacán a Mazatlán, o de Culiacán a Los Mochis.

Hay también vuelos de ambos aviones de Culiacán al Aeropuerto de Ahome para tener eventos públicos en Guasave o El Fuerte.

Es decir, el gobernador usó aeronaves para asistir a eventos o giras de trabajo en cabeceras municipales.

Las secretarías de Transparencia y Rendición de Cuentas y de Administración y Finanzas aseguraron que las aeronaves únicamente se utilizan para vuelos esenciales, así como para viajar a lugares difícilmente accesibles.

En los registros de la agenda pública, las bitácoras de vuelo y boletines de prensa muestran un comportamiento distinto.

El gobierno de Sinaloa respondió esto sobre el uso de aeronaves:

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo