Salud

La pandemia ya cerró más de 400 restaurantes en Culiacán y la tercera ola amenaza con más

“Si hay que cerrar para evitar contagios, habrá que hacerlo, no estamos negados a los cierres, pero hay que demostrar que esos cierres realmente sea la solución”, señala Miguel Taniyama.

Fotografía: Leo Espinoza

Fotografía: Leo Espinoza

Uno de los estragos de la pandemia por Covid-19 es el cierre de negocios, principalmente aquellos que necesitan mantener clientes dentro de establecimientos, como los restaurantes.

Solo en Culiacán, hay alrededor de 400 restaurantes que bajaron sus cortinas y, quizás, ya no las vuelvan a abrir, de acuerdo con Miguel Taniyama, líder de los restauranteros en la Capital.

“El gran problema de nosotros es que somos empresas empleadoras, generamos muchos empleos y esa parte de perderlos, provoca también una afectación en todo, no solo por tener menos trabajos, sino porque los flujos de otras empresas que distribuyen a los restaurantes se ven mermados”, explicó.

Por lo menos 400 restaurantes han sido cerrados en Culiacán durante la pandemia de Covid-19 | Fotografía: Leo Espinoza

Empresarios como Adrián Coppel Calvo han propuesto la oportunidad de hacer nuevamente cierres de negocios de manera parcial para tratar de disminuir contagios de Covid-19.

Esa propuesta surgió luego de una tercera ola de contagios en Sinaloa, registrando entre los 400 y 500 casos nuevos por día, según datos de la Secretaría de Salud local.

Si hay que cerrar para evitar contagios, habrá que hacerlo, no estamos negados a los cierres, pero hay que demostrar que esos cierres realmente sea la solución, porque primero debe hacerse un monitoreo para saber cómo estamos, hacer uso de cubrebocas generalizado y en tiempo y forma sin cortapisa por colores de semáforos”, señaló Taniyama.

Los comensales no pueden tener contacto social en restaurantes | Fotografía: Leo Espinoza

El gremio restaurantero comprende la problemática de contagios en Sinaloa como una situación urgente de atender, incluyendo nuevas medidas para sus comercios.

Esa comprensión la tienen al reconocer que dentro de los restaurantes puede haber aglomeraciones importantes de personas, las cuales se sientan y se quitan el cubrebocas para convivir.

Para el caso de Culiacán, el Ayuntamiento creó un nuevo protocolo de convivencia social. En este se estableció un 50 por ciento de aforo en restaurantes. Tampoco pueden ingresar niños menores de 12 años y las mesas deberán estar separadas para evitar contacto entre comensales.

Estas medidas son preliminares, pues podrían cambiar si el número de pacientes activos se incrementa.

Hasta el 11 de julio se documentaron más de mil 600 casos activos en Culiacán, la cifra más alta de pacientes desde que inició la pandemia en febrero de 2020.

Los restaurantes en Culiacán tuvieron que limitar su aforo al 50 por ciento | Fotografía: Leo Espinoza

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo