Transparencia

Que no se pierda información | Llama Ceaip a transparencia en procesos de entrega-recepción en Sinaloa

Con el proceso de entrega-recepción, los servidores públicos le rinden cuentas a la sociedad y los archivos son el primer eslabón para poder hablar de esta rendición de cuentas.

En el marco de la conferencia magistral “Transparencia y transición. Recepción sustentada en los Archivos” la Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública hizo un llamado para que los procesos de entrega-recepción se realicen de manera transparente en Sinaloa.

José Alfredo Beltrán Estrada, Presidente de Ceaip dijo que Sinaloa vive un momento histórico donde se realizarán transiciones de gobiernos en el estado, los municipios y un gran número de entes públicos tras las elecciones del 6 de junio.

“Conscientes de que diversos servidores públicos deberán entregar los archivos que se encuentren bajo su custodia, se les hace un llamamiento a que dicho proceso se realice con transparencia, priorizando el debido manejo y salvaguarda de los datos personales que pudieran contener dichos archivos”, señaló.

Recordó que los actos de entrega-recepción son obligaciones comunes de transparencia de los sujetos obligados, como lo dispone la fracción XV, artículo 95 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Sinaloa.

El conferenciante Ramón Aguilera Murguía, director de la Escuela Mexicana de Archivos, indicó que la entrega-recepción es un acto digno de una administración democrática, ético, de voluntades y honestidades. Esto debe hacerse de cara a la sociedad, debe ser abierto a la transparencia y la rendición de cuentas, ya que de ninguna manera es solo una inercia burocrática.

También explicó que la entrega de la administración pública debe comprender “el qué hice, cómo lo hice, dónde lo hice, cuándo lo hice y porqué lo hice”, a través de una relación de archivos ordenados.

Ante cerca de 300 asistentes a la conferencia virtual, recalcó que la actividad de entrega-recepción es un proceso de responsabilidad entre los que llegan y se van. De este modo, los gobiernos entrantes y los salientes se deben entregar los bienes, los derechos, las obligaciones contraídas y las que se encuentran en proceso.

“Se trata de un acto ético de comparecer de los funcionarios salientes, de ponerse frente al servidor público entrante, en un relevo abierto y transparente para rendir cuentas” dijo.

Resaltó que los archivos que documentan la administración pública saliente son de los ciudadanos, son un bien público y los servidores públicos que culminan no se los pueden llevar, deben dejarlos ordenados y sistematizados para darle continuidad al servicio público.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo