Salud

De la pandemia al trauma | afecta Covid-19 salud mental de médicos

“Con esto de la pandemia hubo personal que cayó en estado de un estrés suficientemente fuerte que lo inhabilitó, lo imposibilitó de seguir trabajando”, manifestó la directora del departamento de Salud Mental, Cecilia Pereda.

Estrés, ansiedad generalizada, trastornos de pánico y fobias sociales son los trastornos mentales que más se han presentado durante la pandemia del Covid-19, la cual llegó a Sinaloa el pasado 28 de febrero del 2020 y a la fecha ha cobrado la vida de más de 6 mil 600 sinaloenses.

La pandemia no solo ha ocasionado un problema sanitario grave y una crisis económica con la perdida de más de 20 mil empleos, también ha logrado afectar la salud mental y emocional de la población, primordialmente del gremio médico y de enfermería que se encuentra al frente del tratamiento de los pacientes contagiados.

Según una publicación de la Revista Mexicana de Urología, se le debe prestar especial atención al bienestar de la salud mental de los trabajadores de la salud.

“Dentro de las repercusiones más importantes de esta pandemia se encuentra el impacto a la salud mental del personal sanitario que atiende a pacientes con COVID-19, debido al riesgo de desarrollar desde trastornos psicológicos hasta enfermedades mentales“, declara la publicación.

Y es que el personal sanitario enfrenta diferentes retos que impactan su salud emocional y no solo por su labor:

  • Ellos también corren el riesgo de enfermarse. Según el último reporte publicado en la página de la Secretaría de Salud del Estado, el 05 de julio del 2021, en Sinaloa se han contagiado 6 mil 302 trabajadores de la salud y 89 de ellos han fallecido.
  • Sus familiares o personas cercanas también se han enfermado o corren el riesgo.
  • Tienen mayor riesgo de contagiarse al estar en contacto directo con el virus y temen poder contagiar a su familia.
  • Tienen que cargar con equipo médico de protección que es muy incomodo y cuya seguridad es incierta, aunque hay personal médico que reclama que no tienen equipo de protección.
  • Largas horas de trabajo y poco descanso.
  • Condiciones laborales precarias.
  • Ser un soporte para los familiares de las personas enfermas que están en atención.
  • Tener en sus manos la responsabilidad de la vida de otras persona.

Karla es enfermera, desde el inicio de la pandemia en Sinaloa le ha tocado estar al frente de cuidados y la atención de pacientes con COVID-19. Han sido meses donde el cansancio y el estrés se le han acumulado. Ella añora el día que la pandemia se acabe y no tenga que sufrir más por el miedo de contagiarse debido a su trabajo y su familia.

Comenta que el año pasado comenzó a aislarse de su familia, trataba de no visitar a su mamá y tenía mucho cuidado al estar cerca de sus hermanas. Aunque era lo mejor eso le dolía ya que sentía mucha angustia por la situación y no podía externarla con sus seres cercanos.

Fue un gran alivio cuando el número de casos bajó, porque el personal de salud ya vislumbraba una esperanza para darle fin a toda esta situación; pero la felicidad no duró, los casos comenzaron a repuntar de nuevo y el semáforo epidemiológico volvió para colocar a Sinaloa en rojo.

Y no solo es estrés, cansancio y la angustia lo que ha llegado a sentir, sino que también un poco de enojo al ver que a pesar de esta situación con las camas de los hospitales llenos y las personas viendo partir a sus familiares, hay quienes siguen sin creer en la existencia del virus.

Esta es la perspectiva de Karla, pero pude ser la de muchos médicos y enfermeras que desde el día uno han estado al frente de la pandemia en la atención de pacientes.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA EN LA SALUD EMOCIONAL?

En este sentido, la doctora Martha Alicia López Jaime, subdirectora del Hospital de Psiquiatría con Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 10 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), nos recuerda que en la pandemia los trastornos mentales que más se han presentado son los de ansiedad, en particular de tipo generalizada (la persona está preocupada todo el tiempo), trastorno de pánico y fobias sociales; se han incrementado los trastornos afectivos y los relacionados con situaciones estresantes, en particular estrés postraumático y de tipo agudo.

En un boletín enviado por el IMSS, comentó que los principales síntomas presentes cuando existe un trastorno mental son:

  • Irritabilidad.
  • Cambios de humor frecuentes.
  • Padecer Insomnio o tener mucho sueño y fatiga.
  • Dejar de comer o hacerlo en exceso.

Por su parte, la doctora Cecilia Pereda Quintero, jefa del departamento de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Estado comentó que incluso hay personal de salud que tuvo que inhabilitarse por sufrir un estado muy fuerte de estrés, que viene acompañado la sensación de culpa por sentir que no han dado lo mejor de sí.

“Con esto de la pandemia hubo personal que cayó en estado de un estrés suficientemente fuerte que lo inhabilitó, lo imposibilitó de seguir trabajando porque caían en un estado de angustia, en un cansancio y un agotamiento físico, y sobre todo el pensar que ellos ya se habían infectado”, mencionó.

¿DÓNDE ACUDIR?

Según la Revista Mexicana de Urología, son los directivos y responsables de la salud gubernamental quienes deben crear espacios para que los trabajadores de la salud puedan compartir sus preocupaciones, reconocer y validar emociones, colaborar en innovadoras formas de contribuir.

En este sentido, el IMSS puso en marcha la Estrategia Nacional para el Fortalecimiento Emocional de las y los Trabajadores del IMSS-SNTSS Fuerza IMSS con el fin de brindar herramientas al personal de la salud que ha enfrentado la emergencia sanitaria por COVID-19, a fin de fortalecer su salud emocional.

Asimismo, el IMSS ha puesto a disposición el número de teléfono para Orientación Médica: 800 2222 668, opción 4. Donde psiquiatras y psicólogos brindan acompañamiento, técnicas de relajación y psicoeducación para intervenir en momentos de crisis.

Por su parte la Secretaría de Salud, según informó la doctora Pereda, está preparando una estrategia nacional para realizar tamizajes y atender gratuitamente al personal de la salud.

“Se tiene ya contemplado dentro de la Secretaría de Salud (…) este programa consiste en que se van a estar haciendo tamizajes sobre ansiedad, depresión, sobre estrés percibido para poder estar llevando un seguimiento y que de momento que ellos se sientan que su salud mental empiecen a dar signos de deterioro se comience a atender”, mencionó.

Así, a partir de agosto se comenzará el monitoreo y los trabajadores de salud podrán atenderse en las áreas de psiquiatría de los hospitales, así como en las Unidades de Especialidad Médica y Centros Integrales de Salud Mental (UNEME CISAME).

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo