Justicia

Reclama CDDHS ausencia de Ley de Protección de Periodistas y Defensores tras asesinato de Román Rubio

En los últimos 10 años se ha registrado el asesinato de cuatro activistas, la señora Sandra Luz Hernández, Ramón Corrales, Atilano Román y Román Rubio López.

La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa (CDDHS) condenó el asesinato del activista Román Rubio López, al asegurar que se debe dar una explicación desde el Ejecutivo y el Legislativo por la ausencia de la Ley de Protección a los Activistas de Derechos Humanos y Periodistas de Sinaloa.

“El atentado contra su vida es el golpe más severo que la sociedad sinaloense ha recibido en los últimos años, poniendo en duda las garantías que el Estado está obligado a ofrecer a quienes hacen del activismo social proyecto de vida y plataforma de gestión de crisis y proyectos en favor de los grupos vulnerables”.

Leonel Aguirre Meza, presidente de la CDDHS

“El homicidio del profesor Román Rubio y de su compañero Esteban López, se lleva a cabo en el lamentable marco de ausencia de la Ley de Protección a los Activistas de Derechos Humanos y Periodistas del estado de Sinaloa, misma que sigue en la congeladora del Congreso del Estado, pues inexplicablemente no ha sido aprobada, dejando abierta una ancha ventana para dichos delitos”, expresó en una carta pública

Además, hizo una convocatoria a a las organizaciones y a la sociedad a proteger a sus dirigentes, activistas y reporteros, como un “compromiso de todos frente a los enemigos del pueblo”.

“Este gran crimen marcará a las administraciones estatales de Quirino Ordaz Coppel (saliente) y de Rubén Rocha Moya (entrante). De la procuración y administración de justicia que el caso reciba de ambos, será el sello y su compromiso con el presente y futuro de Sinaloa”, señaló Aguirre Meza.

De acuerdo con gobierno del Estado, en Sinaloa hay por lo menos 10 defensores de derechos humanos que se encuentran bajo el cuidado por posibles amenazas y agresiones.

En estos últimos 10 años también se ha registrado el asesinato de cuatro activistas, la señora Sandra Luz Hernández, Ramón Corrales, Atilano Román y Román Rubio López.

“La herida abierta con los crímenes en la humanidad del Profe Román Rubio y de Esteban López, difícilmente cerrará, pero un consuelo en esta terrible pena será el esclarecimiento de los homicidios, que se siente a los responsables materiales e intelectuales en el banquillo de los acusados y que haya plena justicia. El Estado está emplazado a no actuar a medias. Es lo menos que debe hacer para restablecer la credibilidad pública y la esperanza en un futuro más justo y menos desigual”, indicó.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo