Economía

La CDMX camina hacia una economía circular

La Estación de Transferencia y Planta de Selección Azcapotzalco que comenzó a funcionar este domingo, es una apuesta novedosa en América Latina; con ella se busca incrementar el reciclaje, la economía circular y reducir los residuos en rellenos sanitarios y tiraderos a cielo abierto.

Texto y fotos: María Ruiz 

Con una capacidad de procesar mil toneladas diarias de residuos sólidos como papel, cartón, PET, bolsas, latas de aluminio, textiles, vidrio, entre otros, este domingo fue inaugurada la Estación de Transferencia y Planta de Selección Azcapotzalco.

En la inauguración, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, destacó la importancia de este proyecto para promover la economía circular en la capital del país.

La economía circular es un modelo de gestión de recursos que se está aplicando en el mundo para lograr una vida sustentable y cuidar al planeta. Tiene en cuenta las “4R’s”: reducir, reutilizar, reparar y reciclar con la intención de evitar el abuso de los recursos naturales.

El embajador de la Unión Europea en México, Gautier Mignout, destacó la urgencia de cambiar nuestras formas de consumir y producir, ante la crisis climática.

Beneficios globales, problemas locales…

“Es un beneficio muy grande, aparte de que ayuda al medio ambiente, el reciclaje es un tema muy importante para los rellenos sanitarios. De aquí lo que se va a ir serán los desechos orgánicos”, explicó el técnico electricista Jaime Sánchez.

Según datos del Gobierno de la Ciudad de México, la planta está equipada con tecnología alemana que incluye unos aspersores automáticos que capturan las partículas de olor, además de un sistema inteligente de puntos de nebulización para aplicar bactericida y aromatizante.

“La verdad no sabemos a ciencia cierta qué es lo que va a pesar de aquí a semanas o meses pero el aroma, eso sí va a afectar a los vecinos. Va a haber ganancias en cuestión de que ayudará al planeta pero sí va a ser fuerte el aroma”, comentó una vecina de la colonia La Salinas en la Industrial Vallejo.

La basura de unos es el tesoro de otros

Según el Gobierno de la Ciudad de México, la planta inaugurada generará ahorros anuales de 88 millones 976 mil 941 pesos.

Solo la venta de reciclables generará 48 millones 254 mil 008 pesos, de acuerdo con las estimaciones de las autoridades capitalinas.

Los otros 40 millones 722 mil 933 están relacionados con el ahorro en transporte y la disposición final de los residuos, ya que al juntar en un mismo predio la llegada de vehículos recolectores y la planta de clasificación se ahorra el traslado de la basura a alguna planta de clasificación o a rellenos sanitarios y tiraderos a cielo abierto en Morelos o el Estado de México.

Pero la Estación de Transferencia y Planta de Selección Azcapotzalco puede cambiar completamente su esquema de trabajo y vida de quienes llevan años administrando la labor de las personas que encontraron en la basura una forma de vida.

Con toda la expectativa de promover el reciclaje en la ciudad a cargo del gobierno, la nueva planta abre también la posibilidad de un nuevo paradigma para los pepenadores, dice en entrevista, Luis Lorenzo, sociólogo de la UNAM especialista en el tema de la basura. 

“Hasta el momento, no se sabe con exactitud cómo se beneficiaban económicamente los pepenadores que antes aprovechaban esa basura que hoy se dirige hacia esta nueva planta. Por lo tanto, será importante conocer cuál es el impacto en su economía ahora que se encuentra instalado este nuevo proyecto”.

¿Dónde estamos ahora?

En marzo pasado  el sociólogo y especialista en la basura Héctor Castillo Berthier escribió sobre los impactos de la ecología en la vida de los pepenadores:

En el artículo “Las paredes gritan, en la vida todo es una basura” publicado en Resonancias, el blog del Instituto de Investigaciones de la UNAM, Castillo recuerda cómo hace 42 años la basura era asunto «manejado por ́los pobres» y al llegar la ecología empezó a ser interés de nuevos grupos, con mejores condiciones económicas, que entraron al negocio de la clasificación y el reciclaje.

“Los gobiernos afinaron sus estrategias de trabajo y se olvidaron de los Tiraderos a Cielo Abierto para construir los Rellenos Sanitarios Controlados, que evitan los efectos negativos de los desechos en el medio ambiente. Todo este proceso tuvo un impacto directo en los trabajadores y abrió la puerta a ‘nuevas formas’ en el manejo de la basura”, escribe Castillo.

La inauguración de los Rellenos Sanitarios fue la puerta para que empresas ofrezcan alternativas de recuperación de procesos, pero en las mismas condiciones: “Los viejos recicladores siguen haciendo lo mismo, sin ninguna protección en su trabajo. Y los hijos de los viejos líderes de pepenadores controlan estos grupos. ¿Dónde estamos ahora?”, cuestiona.

«Lo justo es que nos tomen en cuenta»

Al evento asistieron tres organizaciones de pepenadores: El Frente Único de Pepenadores de la Ciudad de México, la Unión de Pepenadores Rafael Gutiérrez Moreno y la Asociación de Selectores de Desechos Sólidos de la Metrópoli.

Javier Tellez Jaimes, representante del Frente Único de Pepenadores, explicó que su primera preocupación fue quedarse fuera de estos procesos, pero el acercamiento de las autoridades les ha dado alguna tranquilidad.

“Estamos en espera de ver qué proyectos y oportunidades hay para que podamos seguir adelante. Nuestra forma de trabajo es muy distinta y el trato a la basura es muy distinto al que se proyecta aquí. Obviamente tenemos que ir cambiando, ir evolucionando, pero sin quedarnos afuera. Eso es lo más importante, que la gente siga teniendo una fuente de ingresos digna. Somos pioneros porque le dimos un valor a la basura cuando no existía y que hoy las grandes industrias dicen: ‘esto es negocio’ no nos pueden hacer a un lado, porque lo justo es que seamos tomados en cuenta”, dijo.

Aportar desde el hogar

La estación recibirá residuos de las alcaldías Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Miguel Hidalgo. La UAM Azcapotzalco realizará un análisis de caracterización de la basura a partir de los tipos de residuos que generan estas alcaldías.

Tanto funcionarios como trabajadores de la planta piden a los ciudadanos que promuevan la cultura del reciclaje separando y entregando sus residuos a partir del calendario de recolección de la capital:

Orgánicos: Martes, jueves y sábadoInorgánicos reciclables: Lunes, miércoles, viernes y domingoInorgánicos no reciclables: Lunes, miércoles, viernes y domingoManejo especial y voluminoso (como electrodomésticos): Domingo

«Si en todas partes se separa la basura nos facilitan el trabajo», recuerda el técnico electricista Jaime Sánchez.

“La basura vive entre nosotros. Es imposible desparecerla. Siempre tratamos de “deshacernos” de ella, de cualquier forma posible. Pero siempre regresa. De una forma o de otra. Mantiene una relación cercana y cotidiana en nuestras vidas”, Héctor Castillo Berthier.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo