Ciudadanía

Colectivo Imparables | Jóvenes se organizan para mantener limpio Narnia

Luego del fenómeno viral ocasionado por visitantes en Narnia, un grupo de jóvenes se organizó con el propósito de mantener limpio el recinto natural.

A inicios de semana comenzó a circular en redes sociales una invitación pública dirigida a la sociedad en general con el hashtag #LimpiemosNarnia, en él se convocaba a los interesados a asistir a dicho recinto natural con la finalidad de recolectar todos los residuos sólidos posibles.

“Nuestra meta es llevarnos la mayor cantidad de basura”, le leía como principal propósito del mensaje.

Esta publicación se había dado como reacción a la marejada de visitantes que ocasionaron las primeras fotografías en redes compartidas por nuevos visitantes, quienes no pudieron dejar pasar su experiencia recreativa con sus contactos, lo que ocasionó un nuevo fenómeno viral.

Posteriormente el tema de la agenda pública de la semana pasada estaba abarrotada por las personas —que se contaban por miles— que acudían al nuevo lugar de esparcimiento a tan solo unos kilómetros de Culiacán.

Dicha asistencia propició el choque de opiniones entre los culiacanenses al grado que las autoridades ya se habían incorporado a la conversación pública.

La polémica por regular el flujo de visitantes a Narnia y evitar un posible deterioro por el paso de los seres humanos, motivó a un grupo de ciudadanos a adelantarse a futuras acciones de gobierno y a lentas gestiones burocráticas a lanzar la iniciativa de limpiar Narnia.

De esta controversia surgió el colectivo Imparables, que con claros objetivos ecológicos, decidieron crear conciencia sobre la preservación y cuidado del atractivo turístico local.

Jorge Eduardo, integrante del colectivo platicó con Espejo sobre las actividades realizadas el pasado miércoles, informando que la invitación de él y sus amigos convocó entre 20 y 30 ciudadanos interesados en el cuidado de Narnia.

“Cuando se empezó hacerse viral Narnia nosotros ya habíamos ido desde hace más de un año, esto porque yo formo parte de un grupo de senderismo. Vimos que se hizo viral y dimos la idea de apoyar en la limpieza del lugar”, explica.

El joven comenta que al estarse ocasionando aglomeraciones de gente, en lo que en realidad es un vaso de la presa Sanalona, les surgió la idea de crear el colectivo. Crearon una cuenta de Instagram y en menos de una semana ya contaban con casi mil seguidores. “Después nos empezamos de hacer de conocidos y gente nos empezó a  seguir y compartir”, comenta.

El punto de encuentro de ese miércoles 28 de julio fue en la gasolinera de la Isla Musala a las seis de la mañana. De ahí se trasladaron a Imala y luego a la comunidad de La Cofradía, donde decidieron dejar los vehículos para introducirse en Narnia caminando, una distancia de aproximadamente 6 kilómetros.

“Llegando nos dividimos en tres grupos para poder abarcar más y juntar vidrios y basura, estuvimos de 7 de la mañana a 12:30 del mediodía. Dimos platicas a la gente que estaba ahí, les proporcionamos bolsas para que juntaran su basura y se la llevaran con ellos”, explica Jorge Eduardo del colectivo Imparables.

Lejos de generar reacciones adversas de parte de los visitantes que se encontraban en ese momento, el joven comparte que todos los comentarios fueron positivos; si bien no relacionados a las malas prácticas de dejar basura, sí en el sentido que les parecía una acción positiva la iniciativa de ir a limpiar Narnia de parte de ellos.

Posteriormente las bolsas de plástico llenadas con basura durante la jornada de recolección fueron llevadas a centros de reciclaje.

Jorge Eduardo explica que Imparables nació a partir de una coyuntura mediática, pero sostiene que el colectivo se mantendrá activo: “Vamos a seguir impartiendo la limpia en Narnia y vamos a ir a otras zonas que no se han vuelto tan virales como el cerro de la Chiva y el cerro de las 7 Gotas”.

En muchas ocasiones la participación ciudadana, con ejemplos de este tipo, puede generar que los tomadores de decisiones gubernamentales implementen políticas públicas que detonen proyectos comunitarios. Por lo menos en el caso el debate en torno al cuidado de Narnia, el tema ya ha ocasionado comentarios tanto por el gobernador Quirino Ordaz Coppel, el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro y los diputados del Congreso del Estado.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo