Uncategorized

Sinaloa aporta el HGC y el HPS al Sistema de Salud Gratuita y Universal, pero ¿la 4T hará la parte que le toca?

Es necesario incrementar el nivel del gasto público del Gobierno Federal que va destinado al SNS, ya que el presupuesto es solo del 2.5% del PIB y además está en el nivel más bajo desde 2009.

Al ser de avanzada la iniciativa del Gobierno Federal para que el Hospital General de Culiacán y el Hospital Pediátrico de Sinaloa se sumen al Sistema de Salud Gratuita y Universal en México, es importante ponerle máxima atención al tema e involucrar a todos los sectores para que este difícil propósito se traslade de lo fantasioso a lo viable, ampliando las oportunidades de bienestar, con transparencia.

Que toda la población nacional pueda tener acceso a la atención médica de calidad al momento que lo necesite es un objetivo mencionado frecuentemente por el presidente Andrés Manuel López Obrador y en la más reciente visita a Sinaloa comprometió recursos federales para equipar los tres centros emblemáticos de la salud en la capital del estado: los hospitales General y Pediátrico y el Centro de Salud.

En seguimiento al plan para incorporar el HGC y el HPS a la cobertura total y de calidad en materia de salud, ayer estuvo en Culiacán el director general del IMSS, Zoé Robledo, lo cual indica que va en serio y será de rápida concreción el propósito presidencial de dotar a México de un modelo similar a los de Reino Unido, Canadá y Dinamarca que AMLO toma como ejemplo.

Pero antes los datos pertinentes. El IMCO refiere que el 47% del gasto del Sistema Nacional de Salud corresponde al sector privado y el 53% al sector público, representando ambos el 5.9% del Producto Interno Bruto, mientras que en los países que se toman como modelo el rango es de entre 9.8% y 12.% del PIB. Es necesario incrementar el nivel del gasto público del Gobierno Federal que va destinado al SNS, ya que el presupuesto es solo del 2.5% del PIB y además está en el nivel más bajo desde 2009.

Antes de echar las campanas a vuelo o bordar en el vacio es necesario contar con la disposición del régimen de la Cuarta Transformación para que el objetivo de salud universal y gratuita sea compartido entre los sectores público, patronal y laboral o de lo contrario no pasará de ser una buena intención. La infraestructura hospitalaria de primer nivel que aporta Sinaloa acabará agregándose a otros “elefantes blancos” si la federación se apropia de lo ya hecho y renuncia a la obligación de hacerse cargo de la parte que le corresponde del costo financiero, como sí la asumen los gobiernos de Reino Unido, Canadá y Dinamarca cuyo esquema López Obrador quiere copiar en México.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo