Ciudadanía

Las enseñanzas de los atletas en Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán recordados como una de las ediciones más extrañas de la historia, realizados en medio de una pandemia, sin público y con estampas de los temas del siglo XXI: la salud mental, la diversidad sexual, las protestas contra la violencia sexual, los nuevos sentidos de competitividad.

Texto: Redacción Pie de Página
Foto: Lionel Bonaventure / AFP

Un año después de lo previsto Japón dio la bienvenida a atletas de todo el mundo que se congregaron en medio de medidas sanitarias extremas para poder competir. Mientras avanza la vacunación en el mundo, sobre todo en los países más ricos, fue posible realizar los Juegos Olímpicos. 

Quizá uno de los elementos más raros es que por primera vez en la historia las competencias se desarrollaron sin espectadores, para evitar contagios de covid-19. Los eventos deportivos se llevaron a cabo en sitios solitarios, donde apenas se permitió la entrada a atletas, autoridades y periodistas. A pesar de que Japón construyó varios estadios para la ocasión, incluso con capacidades de hasta 60 mil aficionados. 

Desde el día de la inauguración los atletas de 201 países abanderaron a sus equipos con cubrebocas. Ese fue el objeto más representativo de la gesta olímpica. El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, dijo en el discurso inaugural: “es muy diferente de lo que todos habíamos imaginado. Pero valoremos este momento porque finalmente estamos todos aquí juntos«. En el evento se hizo un homenaje a las más de 4 millones de personas que han perdido la vida a causa del coronavirus en el mundo. 

Pero dentro de la extrañeza, hubo momentos que pasarán a la historia por sí mismos. 

Para empezar el Comité Olímpico Internacional abrió cinco nuevas disciplinas para las competencias: karate, surf, skateboarding, BMX, Escalada y baloncesto 3×3. Además, el softbol y el béisbol volvieron a la gesta olímpica. 

Destacan las historias de solidaridad entre las competidoras más jóvenes que celebraron los triunfos de sus contendientes, la colocación de la salud mental incluso sobre la llamada gloria olímpica por parte de la gimnasta Simone Biles, la participación de dos mujeres trans, la celebración de la diversidad sexual y las protestas de los integrantes del equipo de esgrima de Estados Unidos, en contra de su propio compañero acusado de abuso sexual.

Compartir el oro

Durante dos horas los atletas Mutaz Essa Barshim, de Qatar, y Gianmarco Tamberi, de Italia, compitieron en salto de altura, para quedarse con la máxima presea. Pero después de una reñida contienda los deportistas pidieron compartir la medalla de oro.

El espíritu deportivo 

En la competencia de 800 metros planos los atletas Isaiah Jewett de EEUU y Nijel Amos de Botswana cayeron al piso durante la carrera. En lugar de enojarse ambos deportistas se abrazaron y cruzaron la meta juntos. 

La sudafricana Tatjana Schoenmarker rompió el récord del mundo durante la competencia de 200 metros en nado de pecho. Cuando la nadadora llegó a la orilla de la alberca festejó, pero también festejaron las nadadoras que compitieron contra ella. Esta postal es una de las más emotivas de los Juegos Olímpicos. 

Jóvenes en la cima

Quan Hongchan de China hizo dos clavados perfectos, marcados con 10 según los jueces. La chica de apenas 14 años, la más joven de la delegación china, obtuvo medalla de oro por su participación en clavados, en la plataforma de 10 metros. La muchacha impuso un récord olímpico con un puntaje de 466.20.

Pero en las olimpiadas hubo una competidora aún más joven, con 13 años de edad Momiji Nishiya de Japón obtuvo oro en la final de skeatboarding femenil. Detrás de ella, con la plata, quedó la brasileña Rayssa Leal, también de 13 años. 

Primero, la salud mental

La atleta Simone Biles llegó a Japón como favorita para ganar el oro en todas las categorías en las que participaría. A sus 24 años es la gimnasta más laureada en la historia y varios especialistas deportivos pronosticaron que en Japón haría historia. Pero para sorpresa de muchos la atleta decidió renunciar a varias competencias para cuidar su salud mental. La deportista dijo: «Yo digo que hay que poner la salud mental en primer lugar porque si no lo haces, no disfrutarás de tu deporte y no tendrás tanto éxito como quisieras«.

La súper Elaine Thompson-Herah

Esta mujer es la más rápida del planeta, durante las Olimpiadas de Tokio Elaine Thompson-Herah batió el récord del mundo en la competencia de 100 metros. La jamaiquina logró correr esa distancia en 10.61 segundos. 

Tres días después, Thompson-Herah se colocó como la indiscutible campeona de las carreras cuando en la competencia de 200 metros también se llevó el oro. Es la primera vez que una mujer logra ganar dos medallas de oro en 100 y 200 metros. 

Medallas para dar y regalar

Nadie en los juegos olímpicos salió con tantas medallas como la australiana Emma McKeon, esta nadadora igualó el récord de más medallas ganadas en la historia de las olimpiadas. McKeon se llevó a su casa siete preseas. 

Emma McKeon tuvo unos Juegos memorables, ganó el oro en los 50m estilo libre (estableciendo un récord Olímpico en el proceso), 100m estilo libre, 4x100m relevos estilo libre y 4x100m relevos estilos para ir junto con las tres medallas de bronce que ganó en los 100m mariposa, en los 4x200m relevos estilo libre y 4x100m relevos mixtos de estilos.https://www.youtube.com/embed/-SlGBq5XVsI?feature=oembed

Oro sorpresivo de joven turco

El turco Ahmed Hafnaqui tenía tan pocas probabilidades de ganar en la competencia de 400 metros libres que fue colocado en el carril final de la piscina,  el chico de 18 años tenía el tiempo de clasificación más lento entre todos los nadadores. Pero desde que inició la competencia Hafnaqui logró colocarse entre los primeros lugares, en el final de fotografía el chico logró, para su sorpresa, colgarse la medalla de oro.

Puede ser una imagen de 1 persona, piscina y texto que dice "arena CA"
FOto: Facebook Ahmed Hafnaqui.

“Soy gay y soy campeón olímpico”

El clavadista Tom Daley y su compañero Matty Lee ganaron los clavados sincronizados en la plataforma de los 10 metros y vencieron a China en esa prueba, luego de cuatro ciclos olímpicos. 

La imagen de Daley también destacó por su afición a tejer mientras observaba las competencias desde las gradas de la fosa de clavados y por destacar abiertamente su orientación sexual que hizo pública desde ocho años atrás:

“Me siento increíblemente orgulloso de decir que soy gay y también campeón olímpico”, dijo en una entrevista con The Guardian.

Atletas trans

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron los primeros donde participaron atletas trans, y una de ellas se convirtió en campeona. 

Por un lado, la atleta neozelandesa Laurel Hubbard compitió en la prueba de 125 kilos de halterofilia y se convirtió en la primera deportista transgénero admitida en unos Juegos Olímpicos.

Rebecca Quinn, integrante de la selección de soccer de Canadá, campeonas del torneo, se convirtió en la primera medallista transgénero y no binaria en ganar una medalla olímpica.

Protestas contra abuso sexual

Tres de los integrantes del equipo varonil de esgrima de Estados Unidos protestaron contra uno de sus compañeros que tiene tres acusaciones de violencia sexual. Los manifestantes portaron cubrebocas rosa, en solidaridad con las víctimas, a diferencia de su compañero Alen Hadzic, que tenía un cubrebocas en color negro.

***

Este contenido fue publicado originalmente en Pie de Página:

https://piedepagina.mx/las-ensenanzas-de-los-atletas-en-tokio-2020/

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo