Justicia

Caso Sanalona | Comandante Níquel ofrece ser testigo principal para evitar la cárcel

De acuerdo con la Fiscalía, prometió ofrecer una disculpa a los familiares de Ana Carolina y Andrea Candelaria, así como la reparación del daño, aunque no se explicó de qué manera

Ahora sí ya lo intentó todo y apunta para que funcione. Carlos Alberto, policía estatal apodado como el “Comandante Níquel”, busca evitar la cárcel ofreciéndose como el testigo principal en el Caso Sanalona, donde dos jovencitas fueron asesinadas por policías estatales.

En una audiencia que debió servir para presentar el cúmulo de evidencias contra quien fuera uno de los líderes de la Policía ELITE en Sinaloa, y quien debió dar la orden para el asesinato, la Fiscalía General del Estado decidió alargar más este caso que ya tiene un año en los tribunales.

Lee también: Policías asesinaron a dos mujeres en Sanalona

Esta audiencia sucedió después de que los familiares de las jóvenes Ana Carolina y Andrea Candelaria, originarias de Tamazula, Durango, se reunieran con los titulares de la Fiscalía General del Estado, la Secretaría de Seguridad Pública, el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el gobernador electo Rubén Rocha Moya en Palacio de Gobierno.

En esa reunión se prometió tanto por Ordaz Coppel como por el Fiscal General, Juan José Ríos Estavillo, hicieron promesas para encontrar justicia en favor de la memoria de ambas jovencitas.

Esa reunión ocurrió tras una manifestación en Tamazula durante una visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador, donde Ordaz Coppel intervino, reconociendo que este caso tiene un retraso importante.

Lee también: Quirino promete justicia en caso Sanalona

El 28 de enero de 2020 las dos jóvenes murieron víctimas de los disparos que provenían de una veintena de policías entrenados y recién egresados de la Academia de Policía en Sinaloa. Otras dos personas quedaron heridas. Hasta hoy no hay una explicación más allá de una verdad histórica contada por los mismos policías: respondieron a una agresión de los jóvenes y que en el lugar encontraron un arma de fuego. Sin embargo, eso no pasó y ahora se trata de resolver este crimen.

Reunión con familiares de Ana Carolina y Andrea Candelaria

El caso está estancado en los tribunales desde hace más de un año y en más de una ocasión se trató de quitar responsabilidad a Carlos Alberto, policía estatal apodado como el “Comandante Níquel”, pese haber estado encargado de dar las órdenes a ese equipo policial.

De acuerdo con la Comisión Estatal de Atención a Víctimas, la defensa del comandante ha hecho ‘de todo’ para evitar ir a juicio:

  • Obtuvo un primer sobreseimiento que eliminó el delito de encubrimiento, contra el cual se presentó una apelación.
  • Planteó la suspensión condicional del proceso, que se le negó y se amparó contra la decisión.
  • Pidió se le permitiera solicitar otra suspensión condicional del proceso, pero no presentó la propuesta.
  • Se solicitó poder plantear un proceso abreviado, pero desistieron de hacerlo.
  • En su lugar presentaron la solicitud de sobreseimiento por el delito de abuso de autoridad.

Lee también: Comandante Níquel pide perdón total por caso Sanalona

La nueva propuesta del policía fue ser el testigo principal contra uno de los policías que sigue en proceso como el autor material del asesinato, así como de otros dos elementos prófugos de la justicia, así como uno más que se encuentra amparado.

También dijo que ofrecerá una disculpa a los familiares de Ana Carolina y Andrea Candelaria, y la reparación del daño por el asesinato, aunque no se explicó de qué manera.

La Fiscalía General del Estado debe notificar formalmente su decisión a las víctimas, las cuales tendrán diez días para inconformarse ante un juez. Independientemente de ello, se fijó como nueva fecha para el ofrecimiento y desahogo de pruebas el próximo 30 de agosto.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo