Política

“No existe a partir de hoy un gobierno dividido”: Feliciano Castro

Morena cuenta con una fuerza suficiente para lograr cambios sustanciales desde el Congreso, pues tiene 20 diputados en su grupo parlamentario mas otros 8 del Partido Sinaloense, que participó en alianza común en las elecciones locales del 2021.

La 63 Legislatura está por terminar, aunque técnicamente ya se despidió, y ahora viene un Congreso que “iniciará de cero” y tendrá como una de sus líneas la de apoyar a Rubén Rocha Moya, gobernador electo, en todo su proyecto político, como lo describe Feliciano Castro Meléndrez.

El líder de Morena en la próxima Legislatura, y virtual presidente de la Junta de Coordinación Política, ya definió que la línea será el de sostener la llamada “austeridad republicana” heredada y el de guiar al Congreso en una visión social, con participación social a través de parlamento abierto.

Sin embargo, el proyecto individual de este Congreso será el de acompañar la política del Ejecutivo estatal.

Somos parte de la transformación que cursa este país, que lidera sin duda Andrés Manuel López Obrador, esa es nuestra premisa, qué vamos a hacer nosotros, a dónde vamos nosotros, se va a soportar en esta premisa”. señaló.

No existe a partir de hoy un gobierno dividido, formalmente desde el punto de vista constitucional hay una división claramente establecida que define la naturaleza de cada uno de esos, pero como fuerzas políticas no estamos divididos, compartimos un proyecto, pero no solo eso, un proyecto por el cual los ciudadanos sufragamos”.

“Somos la representación de la Cuarta Transformación en Sinaloa y lo digo de manera muy clara: vamos a apoyar a Rubén Rocha Moya, somos parte de ese proceso y eso no significa negar la naturaleza propia del Legislativo”.

Lee también: Feliciano Castro: el morenista que busca dirigir el Congreso

La simpatía de Castro Meléndrez con Rocha Moya no es nueva. Antes de ser electo para esta diputación fue coordinador de campaña para el Senado de morenista.

Ahora ambos llegan a lugares de privilegio y por votación popular, compartiendo colores y el proyecto denominado “Cuarta Transformación”.

El líder parlamentario de Morena llegará al Poder Legislativo para suceder una administración histórica, que le hizo frente a un gobierno priista encabezado por Quirino Ordaz Coppel. Ese Congreso logró la denominada división de poderes y se mostró con conflictos políticos que llegaron, incluso, hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por ejemplo, la revisión de las cuentas públicas o la creación de presupuestos con modificaciones desde el Legislativo, o el veto de reformas, leyes y decretos por el Ejecutivo. Hubo, pues, discusiones integrales y no solo apapachos desde ambos poderes.

Esto ahora, dijo Castro Meléndrez, será distinto, porque la visión política va en torno a los mismos valores, con convicción social y no superficial.

“Nosotros vamos por la austeridad. Rubén Rocha igualmente. Nosotros reivindicamos la necesidad de que el presupuesto tenga un carácter social y no tengo duda, Rocha le va a imprimir ese carácter, y estoy seguro de que cuando llegue la iniciativa de parte del Ejecutivo, va a tener estos contenidos”, expresó el Diputado electo por el Distrito 13.

Lee también: Entrevista a Rubén Rocha | “Voy por eliminar burocracia”

La siguiente administración legislativa, además, tiene como meta hacer distintas reformas para poder cumplir con cada una de las propuestas del próximo gobernador y otras fuera de la agenda del Ejecutivo pero congruentes al proyecto federal, incluso de orden constitucional.

Como ejemplo, la revocación de mandato o la consulta popular.

“Estamos obligados a armonizarlo a la constitución local, pero incluso lo que está establecido en la Constitución federal está muy limitado, fue hecho hace muchos años y en una lógica de control, aquí es que la ciudadanía participe en los principales definiciones del Estado”, señaló.

La intención es hacer una reforma política y otra constitucional para tratar de mejorar los procesos de elección de perfiles para cualquier puesto popular.

Tenemos que ir a otra forma del Estado mexicano, eso tenemos que plantearnos y tendrá que ser parte del proyecto a donde vayamos”, dijo.

El diputado electo estableció también la necesidad de revisar la política económica del Estado, para tratar de modificarla en torno a la necesidad de las actividades primarias que siguen siendo las principales fuentes del Producto Interno Bruto (PIB).

Parte de esas modificaciones, dijo, está en la política agrícola y la producción de granos con nuevos esquemas de siembra.

Tenemos que entrar a un proceso de reflexión donde nos preguntemos si el modelo de desarrollo rural de Sinaloa debe de mantenerse tal cual está y personalmente sostengo que el modelo está agotado y hay un socavamiento a la soberanía del Estado”, expresó.

Aunque la discusión sobre el proyecto de desarrollo rural no será únicamente sobre Sinaloa, lo que busca Castro Meléndrez es introducirla en el ámbito nacional para hacer modificaciones dentro y fuera del Estado.

Esa discusión, prosiguió será una entre otras más que servirá para recuperar el concepto del “gran legislador estatal”, con propuestas desde la cámara local a la federal.

“La idea es que también los congresos locales se conviertan tal cual lo establece la Constitución, en fuentes de propuestas legislativas, porque puede presentar iniciativas el Presidente, el Congreso de la Unión y los congresos de los estados”, aseguró.

Otro de los ejes de la próxima legislatura será la política social y cultural, asumiendo esta última no solo en el concepto del arte, sino en el de mejora de los pueblos y ciudades desde sus tradiciones y la historia de las mismas.

Para poder hacerlo, Morena cuenta con una fuerza suficiente para lograr cambios sustanciales, pues tiene 20 diputados en su grupo parlamentario mas otros 8 del Partido Sinaloense, que participó en alianza común en las elecciones locales del 2021.

Esta fuerza política es suficiente para poder llevar a cabo modificaciones de orden constitucional, pues se alcanzan las dos terceras partes más uno en el Congreso.

La agenda legislativa la vamos a estructurar a partir de diversas fuentes, una es el programa de Morena, dos el proyecto de gobierno de Rubén Rocha donde reitero que vamos a apoyar al gobernador, tres lo que como grupo parlamentario podamos elaborar y proponer, cuatro la interacción con los grupos parlamentarios”, señaló.

“Nuestra relación con el resto de las fuerzas del Congreso será de apertura, de consenso, de diálogo, de acuerdos, en esa idea vamos”.

Castro Meléndrez acota, sin embargo, que en principio se irá a una alianza legislativa política, de diálogo y apertura, sin tratar de hacer imposiciones como se hizo en administraciones anteriores donde la fuerza política principal del Poder Legislativo coincidió con el del Poder Ejecutivo.

“No vamos en la lógica de imponer mayorías en el Congreso, vamos con la idea de generar consenso, al diálogo, buscar acuerdos y cultivar lo que significa la vida parlamentaria”, aseguró.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo