Legislativo

Adiós a la 63 Legislatura: la del coronavirus, izquierda dominante y revanchismo político

Fruto maduro del avance democrático, se tornó agrio en cuanto a privilegiar los anhelos de los sinaloenses.

FOTO: Congreso de Sinaloa.

FOTO: Congreso de Sinaloa.

La sexagésima tercera legislatura del Congreso del Estado que está por concluir el período de tres años será recordada de diferentes formas, pero evaluada en función de los resultados que para sus integrantes resultan satisfactorios y para Sinaloa son insuficientes. En términos generales, constituye el parlamento de aprendizaje para la mayoría de asambleístas que desde la improvisación y el error integraron la bancada del Movimiento Regeneración Nacional en aquel sorpresivo desenlace electoral del 1 de julio de 2018.

No obstante que a los diputados no les corresponde llevar la autoevaluación al terreno del elogio personal o de grupo, sí es aconsejable que moderen el cotejo de logros porque será la sociedad sinaloense la que calificará sus desempeños con base a beneficios obtenidos en nuevas leyes, reformas a preceptos ya existentes y sobre todo valorando la conducta de los legisladores frente a las coyunturas de dificultad que vivió la población en el tiempo de trabajos de la 63 Cámara local.

Pudo ser la legislatura histórica no sólo por el control de la izquierda concretado por primera vez en el Congreso, sino por serenar y contener la aplastante mayoría para evitar el uso abusivo del mayoriteo que le criticaban al Partido Revolucionario Institucional cuando éste numéricamente dominó en el Poder Legislativo Estatal. A los ideológicamente afines les solapó abusos como los que cometieron los alcaldes morenistas de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres; de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, y de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, con la reincidente violencia en razón de género.

La Legislatura que se irá para darle paso a la siguiente el próximo primero de octubre aportó poco en apoyo a la población durante la pandemia de coronavirus que todavía afecta a Sinaloa.

A los protocolos intramuros que aplicó para evitar contagios en los diputados, les hizo falta la vigilancia de las medidas emprendidas por los gobiernos estatal y municipales que al evidenciar errores, negligencias y desabastos habrían requerido correctivos provenientes del Congreso. Los 7.740 decesos y 66, 662 contagios, con corte al 23 de agosto, nunca tuvieron la solidaridad efectiva de la Cámara.

Es verdad que en rendimiento parlamentario existen elementos alentadores. Fueron presentadas 1, 439 iniciativas de reformas constitucionales, a leyes vigentes, creación de nuevas leyes y decretos de iniciativas de acuerdos. Aunque igualmente es cierto que en la prolongada curva de aprendizaje se fueron acumulando revanchismos e ineptitudes que retrasaron el funcionamiento del Congreso como representación social y aceleraron el uso camaral con fines de revanchismos orquestados desde el partido dominante. Fruto maduro del avance democrático, se tornó agrio en cuanto a privilegiar los anhelos de los sinaloenses.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo