Desastres

Volvamos a hacerlo: saquemos adelante a los sinaloenses afectados por “Nora”

Volvamos a hacerlo: a informarnos todos del centro de acopio de ayuda más cercano y de las formas en que podemos participar. Somos la única oportunidad para miles de familias en escenarios de fragilidad.

Con los daños a la vista, la unidad de los sinaloenses significa la única manera de ayuda pronta a las  familias que resultaron afectadas por las lluvias derivadas del fenómeno atmosférico “Nora”, en espera de que los tres niveles de gobierno armen pronto el plan y dispongan de recursos públicos para ir en apoyo de las zonas donde  las casas tienen daños estructurales, los enseres domésticos fueron arrastrados por el agua y los medios de subsistencia se dificultan debido a inundaciones, incomunicación y servicios públicos deficientes.

Sinaloa sabe responder mediante la acción generalizada para sacar adelante a los coterráneos más expuestos en dificultades de cualquier índole. Hoy mismo el auxilio ciudadano luce activado una vez que la devastación quedó expuesta y que de acuerdo al reporte oficial existen 28 mil personas con algún tipo de afectación en los municipios de Culiacán, Elota, San Ignacio, Mazatlán, Concordia y Rosario.

LEE MÁS: El balance ‘Nora’: Solicitarán declaración de zona de desastre para 7 municipios

En dos frentes, uno con la intervención de los gobiernos federal, estatal y municipales reparando la infraestructura de comunicaciones y suministro de electricidad y agua, otro con el abastecimiento de víveres, muebles y utensilios domésticos a los habitantes de colonias y comunidades rurales, urge coordinar y agilizar la labor de recuperación con la intervención más del lado social que de las instituciones públicas.

Por la parte gubernamental nadie debe quedarse de brazos cruzados porque tarde o temprano la población y las circunstancias harán que los apáticos paguen por las indiferencias. El gobierno estatal que concluye funciones el 31 de octubre y el que se instala el 1 de noviembre, unirse sin dilación al llamado de auxilios de sinaloenses; el pleno del Congreso del Estado, a cohesionarse al margen de colores políticos para hacer que la ayuda fluya; los alcaldes, migrar de la parafernalia frívola a la gestión eficaz, y los delegados federales están llamados a abandonar el papel de “floreros” regionales y asumir el rol de entes solidarios con quienes mucho lo necesitan ahora.

LEE MÁS: “¿Y pa´dónde nos vamos?”

Mientras tanto, el respaldo cívico está activado. El acendrado espíritu de unirse codo a codo para tender redes de protección a la gente en situación de riesgo es lo mejor que está ocurriendo, igual que la historia lo ha registrado cada vez que las condiciones difíciles lo requieren. Volvamos a hacerlo: a informarnos todos del centro de acopio de ayuda más cercano y de las formas en que podemos participar. Somos la única oportunidad para miles de familias en escenarios de fragilidad.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo