Desastres

SOS al presidente López Obrador: Familias y sectores dañados por “Nora” lo necesitan sensible y solidario en Sinaloa

Con Fonden o sin éste, el Gobierno Federal tiene la obligación de dar el auxilio rápido y suficiente.

Fotografía: Marcos Vizcarra

Fotografía: Marcos Vizcarra

Al menos en la agenda de trabajo difundida hasta hoy de la visita que inicia mañana en Sinaloa, el presidente Andrés Manuel López Obrador excluye recorridos por las zonas del centro y sur del estado afectadas por los remanentes del ciclón Nora, en continuidad de la misma actitud que el mandatario federal asume frente a situaciones que en la población generan pérdidas de vidas humanas y de bienes materiales, pero para el Estado mexicano pasan desapercibidas y tal insensibilidad se traduce en que la ayuda llegue tarde o no se concrete.

Recientemente, tal mentalidad de abandonar a las familias en situaciones de riesgo fue cuestionada duramente debido a que López Obrador omitió ir personalmente en respaldo de las familias de los 17 pacientes muertos en un Hospital del IMMS, por el desbordamiento Tula, en Hidalgo. El presidente se limitó a un mensaje en sus redes sociales, al mismo tiempo que los ciudadanos y autoridades estatales se coordinaron para hacerle frente a la emergencia.

En esta secuela de desidias, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad denunció el 8 de septiembre cómo la negligencia de autoridades que pertenecen a la autodenominada Cuarta Transformación puso en peligro a decenas de familias durante el sismo registrado un día antes en la capital del país, al comenzar a derrumbarse un edificio propiedad  del gobierno de la Ciudad de México, el de Xocongo 225, que desde el terremoto de 2017 sufrió daños estructurales y un peritaje recomendó derribarlo. Los vecinos “vieron aterrados que caían trozos del inmueble”, describe MCCI.

Pero es el presidente López Obrador el que se pone a la cabeza de las políticas públicas que marcan distancia de la seguridad y auxilio de la población.

En la conferencia de prensa matutina del miércoles 8 de septiembre insistió en justificar la desaparición del Fondo Nacional de Desastres Naturales con el argumento habitual de que “era un barril sin fondo”, que antes se “robaban el dinero”, y aun concediéndole la razón importa resaltar que tampoco ha creado mecanismos nuevos de apoyo a los mexicanos en coyunturas de calamidades.

La nueva visita de AMLO a Sinaloa debe considerar el conocimiento de las dificultades que enfrentan pobladores en los municipios Elota, San Ignacio, Mazatlán, Concordia, Rosario, Escuinapa y Culiacán, desde aquellos cuyas viviendas y enseres resultaron dañados o quienes ven afectados sus medios de sustento como la agricultura, ganadería y acuacultura. Con Fonden o sin éste, el Gobierno Federal tiene la obligación de dar el auxilio rápido y suficiente y no únicamente el discurso solidario a distancia que, en vez de tranquilizar a las personas y sectores damnificados, los exaspera más de lo que ya están.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo