Ecología

Tepehuaje, un árbol nativo de Sinaloa que puede llegar a prevenir sequías

El tepehuaje responde de manera directa a las necesidades del suelo sinaloense debido a la resistencia que presenta ante las sequias, a su rápido crecimiento y la manera en la que mejora el suelo en el que es plantado.

Más allá de la belleza que proponen muchos árboles florales nativos de la región, existen otros que por sus características, deben ser considerados e incluidos de manera más habitual en el paisajismo sinaloense.

El Tepehuaje habita desde el norte de México hasta Centroamérica en bosques secos caducifolios y subperennifolios. Su nombre científico es Lysiloma microphylla y  forma parte de la familia Fabaceae.  Alcanza hasta 20 metros de alto, su corteza es obscura, fisurada, y sus ramas vellosas a glabrescentes.

LEE MÁS: Lirio acuático: Un ‘patito’ hermoso, pero invasor

Se trata de un árbol de tronco delgado y flexible de entre 4 y 5 m de altura, con corteza rugosa que se desprende en placas. Produce una inflorescencia globosa con estambres excertos de color blanco.

Su fruto es una vaina muy delgada y fácil de remover de color marrón oscuro. Las vainas tienen una longitud de entre 5 y 10 cm y un ancho de alrededor de 2 cm.

LEE MÁS: SEDESU exhibe pendientes en materia ambiental para el próximo gobernador

A la hora de buscar los mejores árboles para plantar en parques y jardines en Sinaloa, el tepehuaje casi siempre forma parte del listado debido a sus propiedades agroforestales que mejoran la fertilidad del suelo, además de brindar sombra a cultivos de hortalizas.

Protege el suelo de la erosión por la estructura de la cobertura vegetal, evita inundaciones y produce un incremento de la humedad local lo que propicia las lluvias y previene sequías al sus alrededores.

LEE MÁS: Bocote: Un árbol inmortal, nativo de Sinaloa

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo