Seguridad

El trágico derrumbe de una zapatería en Culiacán ratifica el colapso de Protección Civil Municipal

El derrumbe del techo de un establecimiento comercial en el centro de Culiacán vuelve a evidenciar descuidos y simulaciones que desafortunadamente saltan a la vista cuando las consecuencias son irremediables. Es hasta ese momento de efectos irreversibles que los servidores públicos entienden que no hicieron aquello que por ley están obligados a implementar.

Zapatería en el centro de Culiacán se mantiene cerrada luego del colapso de techo que dejó como saldo a una mujer fallecida y varios heridos. FOTO: Espejo.

Zapatería en el centro de Culiacán se mantiene cerrada luego del colapso de techo que dejó como saldo a una mujer fallecida y varios heridos. FOTO: Espejo.

En septiembre de 2019, a raíz del accidente donde una jovencita murió al ser arrastrada por las lluvias y caer en una alcantarilla del drenaje pluvial, en el cruce de boulevard Zapata y avenida Victoria, la ciudadanía señaló la negligencia del Ayuntamiento de Culiacán por la falta de supervisión que detecte y corrija a tiempo situaciones de riesgo. Dos años después, el mismo problema de deficiente revisión de instalaciones que registran alto flujo de personas exhibe iguales desidias de las autoridades municipales.

El derrumbe del techo de un establecimiento comercial en el centro de Culiacán, percance que le quitó la vida a una mujer de 29 años y causó lesiones a dos personas más, vuelve a evidenciar descuidos y simulaciones que desafortunadamente saltan a la vista cuando las consecuencias son irremediables. Es hasta ese momento de efectos irreversibles que los servidores públicos entienden que no hicieron aquello que por ley están obligados a implementar.

LEE MÁS: Colapsa techo en zapatería de Culiacán y deja una mujer fallecida

En los dos casos, el de septiembre de 2019 y el de ayer, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro ha reaccionado mediante la evasión de las culpas que le tocan, por omisiones, a su gobierno. Ante las críticas de hace dos años culpó a la población de “explotar el dolor ajeno” e incluso quiso multar con 200 mil pesos a un ciudadano que por su cuenta reparó el vertedor pluvial después de sucedida la tragedia. Y ante el accidente de este lunes otra vez procede al “lavado de manos” al declarar que “ni antes ni ahora, nunca se ha realizado” revisión permanente a espacios comerciales del centro de Culiacán.

La pregunta es qué hace, cómo funciona y cuándo trabaja la Dirección de Protección Civil del Ayuntamiento de Culiacán que con pleno conocimiento de que el primer cuadro citadino lo integran construcciones viejas y deterioradas debería efectuar operativos ininterrumpidos con el objetivo de evitar que colapsen y pongan en riesgo a trabajadores y clientes. Pero la realidad confirma que se trata de una institución que reacciona solamente una vez que suceden las desgracias.

Estrada Ferreiro está obligado a aprender a gobernar para que en el segundo período como alcalde que inicia el primero de noviembre demuestre mayor voluntad y capacidad para proteger a los culiacanenses.

LEE MÁS: Tras colapso de techo Ayuntamiento revisará edificaciones del centro de Culiacán

Pasar de sus dichos desafortunados que lo convierten en buen entretenedor de audiencias, al presidente municipal eficiente que gane el aprecio social con políticas públicas adecuadas. Si por lo menos se hubiera realizado a tiempo la supervisión en la zapatería colapsada hoy no se estuviera lamentando la pérdida de otra vida humana.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo