Educación

¿Al béisbol sí pero a la escuela no?

Durante la semana que termina, Sinaloa dio inicio a la Liga Mexicana del Pacífico, se anunció el regreso a la presencialidad en las dos principales universidades del estado y mil escuelas de educación básica, además de anunciarse el inicio de la vacunación a menores que han tramitado un amparo.

Bien se dice que “no hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no se llegue”. Pues esta semana el plazo se cumplió con las definiciones de las dos principales universidades del estado para regresar a clases presenciales este mismo mes.

Mientras que la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) regresará a las aulas a partir del lunes 18 de octubre, la Universidad Autónoma de Occidente (UAdeO) hará lo propio pero una semana después, desde el 25 de octubre.

Por otro lado, este viernes la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC), dio a conocer la suma de mil 93 nuevos planteles de educación básica a la presencialidad, sumando un total de 33% de escuelas de la entidad bajo este esquema. 

Para la SEP, esta sería una segunda fase de incorporación a la presencialidad, la cual obedece a que, durante tres semanas Sinaloa se ha mantenido en semáforo verde, además de que, a decir del secretario Juan Alfonso Mejía, “existen apenas 51 casos de contagio, lo que representa el .04 por ciento”. 

El tema es relevante ya que, si algo nos ha dejado claro la pandemia de Covid-19, la presencialidad en escuelas (y en demás espacios de convivencia) es un tema no solo de educación y salud física, sino también tiene una fuerte influencia en la salud mental de la niñez y adolescencia.

Según estimaciones de la UNICEF, a septiembre de este año dos de cada tres niñas, niños y adolescentes en edad escolar seguían fuera de las aulas en América Latina y el Caribe; ante esto ell organismo considera que “la educación virtual debe continuar y mejorar, pero está claro que durante la pandemia las familias más marginadas no han tenido acceso al aprendizaje. Cada día fuera de las aulas acerca a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables a la deserción escolar, la violencia de las pandillas, el abuso o la trata de personas”. 

La invitación a reforzar el esquema presencial en la zona se debe a que es precisamente esta región la que “ha tenido más tiempo de cierre ininterrumpido de escuelas que cualquier otra región del mundo”.

“En toda la región se ha perdido una media de 153 días de clase presencial desde que se inició la pandemia. El cierre generalizado de escuelas ha causado la mayor interrupción del aprendizaje en la historia moderna de la región”, alerta la UNICEF. 

Fue en este sentido que, también durante esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a las universidades autónomas del País a acelerar el regreso a las aulas, no sin aprovechar para, de nueva cuenta advertir la presencia de grupos de poder que controlan presupuestos y vida interna de las instituciones de educación superior. 

En Sinaloa, la UAS había advertido desde mediados de junio pasado la necesidad de recursos extraordinarios por el orden de los 100 millones de pesos con el fin de adecuar las instalaciones universitarias luego de más de un año sin actividad presencial. Pero este viernes la cifra subió de 100 a 600 millones de pesos. 

“La propuesta que le hicimos al Gobierno Federal va encaminada a alrededor de 600 millones de pesos”, declaró Madueña Molina ante medios de comunicación, para posteriormente asegurar que bajo su administración la UAS se ajustará a la política de austeridad republicana con la eliminación de gastos ‘ostentosos’.

Cabe destacar que en todos los casos (UAS, UAdeO, educación básica) seguirá activo el esquema híbrido entre virtualidad y presencialidad y que, lo han asegurado sus dirigentes, no se obligará a nadie a ponerse o poner a sus hijos en riesgo. 

Para esto, la UAS también ha hecho público un registro y la solicitud a la federación de 70 mil dosis de vacunas para estudiantes de bachillerato y educación superior que aún no han cumplido los 18 años.

Pero al momento el tema de la vacunación de menores se ha quedado en buena voluntad, pues al día de hoy la Secretaría de Salud en Sinaloa solo ha confirmado la vacunación de 7 menores de edad (5 de Mazatlán y 2 de Culiacán) cuyos procesos de amparo ya han concluído; mientras que los 20 restantes siguen a la espera de una resolución definitiva que les permita (o niegue) el acceso a las vacunas a solicitud de sus padres. 

Sin embargo, con el inicio de la Liga Mexicana del Pacífico, y la ordenada y nutrida afluencia durante el juego inaugural del pasado martes, son los mismos sinaloenses quienes quitan peso a los reclamos por la vacunación de menores y se disipan al mismo tiempo los temores sobre un regreso a clases presencial. 

Para muestra un botón y es que, en contraste con la indignación pública ante la solicitud de la SEP de una carta responsiva para el regreso a las aulas, en Mazatlán fueron pocos los focos de alarma que levantó la solicitud de CURP y, sí, una carta responsiva de los padres de familia que lleven a menores de edad desde los 6 a los 17 años a disfrutar del rey de los deportes al estadio Teodoro Mariscal. 

En este sentido, durante el anuncio del regreso a las aulas en la UAS, Madueña Molina fue claro al reclamar a la sociedad sinaloense: “Les gusta el béisbol ¿no?, entonces, ¿al béisbol sí pueden ir y a la escuela no?… vamos a regresar y vamos a regresar bien”, puntualizó.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo