Economía

Del 19% al 30% | Bioeconomía impulsaría el PIB industral en Sinaloa: Codesin

Sinaloa puede elevar el PIB de su sector secundario del 19% al 30% con la adopción de la Bioeconomía, ya que así daría un giro al uso de la materia prima y a los subproductos del sector primario hacia la industrialización.

Biomasa: hueso de aceituna triturado. FOTO: ablaeninternet

Biomasa: hueso de aceituna triturado. FOTO: ablaeninternet

Sinaloa tiene en la bioeconomía una alternativa viable para agregar valor al sector primario, indicó Codesin.

A través de un comunicado, Karina Parra, directora general del organismo, indicó que  actualmente el sector industrial representa el 19% del Producto Interno Bruto del estado y se busca incrementar 11 puntos porcentuales la participación del sector secundario (30%).

Asimismo, señaló que al fortalecer esta industria también se aprovecharía la biomasa generada a partir de la producción agrícola primaria en la entidad, una tendencia enmarcada en los esfuerzos por transformar las economías a un esquema circular.

LEE MÁS: Economía circular. Una nueva forma de producir y convivir

¿Qué es bioeconomía?

Bioeconomía se puede definir como “la estructuración de sinergias, entre los sectores para el desarrollo de actividades productivas de valor agregado basadas en recursos biológicos, conocimiento y biotecnología avanzada”, describe el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa.

LEE MÁS: La CDMX camina hacia una economía circular

Mediante su análisis, Tomemos Decisiones, el organismo demuestra que, a través de procesos biológicos y el uso de la tecnología y la innovación, también se obtendría un potencial de renta de alto valor, principalmente en los sectores agrícola, pesquero y pecuario.

Actualmente, Sinaloa cuenta con 13 millones de toneladas anuales de materia prima susceptibles de industrializar por medio de la Bioeconomía para la elaboración de productos, tanto de la industria de alimentos y farmacéuticos, como de cosméticos.

Para lograrlo es necesario generar un proceso de articulación de los sectores productivos, la industria y aprovechar las capacidades instaladas de infraestructura y capital humano, así como la participación del Gobierno para diseñar el marco institucional e impulsar las políticas de innovación para la Bieconomía.

LEE MÁS: Ninguna política pública puede estar separada del desarrollo sustentable. Ya no es posible: Isabel Mendoza

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo