Empresarial

Aprender a emprender: No es miedo al negocio, sino a planear cómo hacerlo

En la mayoría de los casos de miedo a emprender, gira en torno a la pregunta ¿cómo hacerlo?, es decir cómo empezar a materializar el negocio que se tiene en mente.

El miedo es quizás uno de los sentimientos más comunes en el ser humano, la manera más idónea de combatir y lidiar con esta emoción, es identificar su origen.

La consultora Asepyme asegura que ‘el miedo a emprender surge ante una percepción de peligro, que a veces no es real, tanto en el presente, pasado, como futuro incierto, y se caracteriza por una sensación desagradable’.

Por su parte, el Reporte Global de Emprendedores, elaborado por la empresa de ventas directas Amway México, cerca del 87% de los mexicanos considera el miedo al fracaso como un factor para detenerse y no crear su propio negocio.

En la mayoría de los casos de miedo a emprender, gira en torno a la pregunta ¿cómo hacerlo?, es decir cómo empezar a materializar el negocio que se tiene en mente y que casi siempre está ligado a las actitudes o talentos del emprendedor.

Aunque se tiene la idea de que se debe pensar en grande, al principio, es necesario afinar los detalles para lograr consolidar el proyecto. Es decir, debemos pensar en lo pequeño, lo más inmediato.

LEE MÁS: Realizan la segunda edición de ‘e-contigo’ para poyar a emprendedores locales

José Lugo Rojo de Emprendeichon, un espacio culichi enfocado al apoyo a emprededores, nos comparte algunos tips para perder el miedo a planear, el primer paso para arrancar un emprendimiento.

  • Cuenta con un fondo de emergencia que contemple de 3 a 6 meses de los ingresos que necesites. Ayudará a cubrir gastos imprevistos, por ejemplo: enfermedades, accidentes, deudas, etc. Es muy importante este punto también en caso de cerrar el negocio.
  • Haz una proyección financiera de tu negocio, esto lo puedes lograr proyectando todos los gastos, costos e ingresos en un determinado tiempo. Esto será fundamental para ver su viabilidad de si abrir o continuar con una empresa. Se recomienda hacerlo mínimamente a 1 año.
  • El arrendamiento financiero es una buena opción para obtener equipo de transporte y maquinaria ya que es más barato que un crédito normal y tiene mejores beneficios fiscales.
  • Lleva una buena relación con tu contador para estar al pendiente de las declaraciones y las conceptos partícipes de la devolución de impuestos.
  • Contrata seguros que salvaguarden los activos de la empresa.
  • Realiza un calendario de pagos a proveedores, deudas, empleados, etc.. De esta forma tendrás mapeado todos los gastos futuros con mayor organización. Además, será de ayuda para no caer en el pago de intereses o multa por impago.
  • Si además de tener un negocio, eres empleado del mismo, es fundamental que contemples tu sueldo.
  • Accede a financiamientos de empresas honestas, sin fines de lucro y comprometidas a apoyar a emprendedores.
  • Separa una parte de los ingresos para inversiones y ahorro, mínimamente el 20% de ser posible.
  • Da seguimientos a tus estados financieros, principalmente al Estado de Resultados, Balance General y Flujo de Efectivo. Asimismo, utiliza los indicadores (razones financieras) para evaluar el desempeño de tu negocio en temas de: rentabilidad, apalancamiento, deuda, solvencia, etc.

LEE MÁS: Presentan ‘Mi abarrote 2021’: un financiamiento para los pequeños negocios de Sinaloa

Por último, el asesor de Emprendeichon recomienda que si actualmente te encuentras en el proceso de selección de tu financiamiento, o simplemente te gustaría prepararte más para un futuro, recurrir al libro “Finanzas para emprendedores” de Antonio Manzarena, en dónde aprenderás las bases para mantener a flote tu emprendimiento durante los primeros años. 

“La inacción cultiva el miedo. La acción cultiva la confianza y el valor. Si usted quiere conquistar el miedo, no se quede sentado en la casa pensando acerca sobre este. Salga y ocúpese.” Dale Carnegie

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo