Gobierno

Un balance para Quirino Ordaz: ¿hizo lo que prometió o sólo lo que pudo y quiso?

Llamado por el presente de Sinaloa a ser un gran gobernador, se va con la duda de si hizo todo lo que pudo o se conformó con el esfuerzo mediocre.

Durante esta semana ESPEJO Revista Digital ha publicado una serie de contenidos que concluye el 30 de octubre sobre lo que hizo Quirino Ordaz Coppel como gobernador de Sinaloa cuando está por terminar el período de cuatro años y diez meses que le correspondió desempeñar el cargo. El balance está sustentado en hechos aislados o conectados que crearon la percepción de que queda debiendo mucho a los sinaloenses o aportaron satisfacciones completas o a medias.

A punto de llegar la fecha del corte de caja del gobierno del eslogan “Puro Sinaloa” es posible anticipar insuficiencias donde la seguridad pública, control de la pandemia, combate a la corrupción, desarrollo económico y violencia de género delatan acciones débiles frente a la magnitud de tales derroteros.

Llamado por el presente de Sinaloa a ser un gran gobernador, se va con la duda de si hizo todo lo que pudo o se conformó con el esfuerzo mediocre.

LEE MÁS: CONTRA-INFORME | RECUENTO EN EL OCASO DEL GOBIERNO DE QUIRINO ORDAZ

Algo de reconocimiento tendría la construcción de la red hospitalaria pública a pesar de que la entrega como edificios huecos sin el equipamiento médico de vanguardia, la modernización de Mazatlán con todo y el conflicto de interés que deriva del hecho de ser empresario turístico, las carreteras a comunidades rurales poco percibidas porque están lejos de los observadores urbanos, y el sistema de leyes anticorrupción con el inconveniente de  que la mayoría de los órganos creados para la transparencia y rendición de cuentas decidieron ser de adorno.

A los sinaloenses nos viene bien el ejercicio de revisar lo que hacen los gobernantes e instituciones porque en razón de ello podemos identificar la misión cumplida y los retos que se le presentan a las nuevas autoridades. El recuento sereno, propositivo y debidamente documentado cierra el ciclo de Quirino Ordaz Coppel, pero lo más valioso es que le aporta a la evaluación pública los elementos para trazar expectativas con base al estado de cosas que guarda Sinaloa.

Por supuesto que corresponde a las auditorías, instancias anticorrupción y vigilancia pública decir la última palabra sobre el desempeño de Quirino Ordaz al frente del Poder Ejecutivo Estatal. Este trabajo periodístico que ESPEJO realiza con la colaboración de Iniciativa Sinaloa, Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa y Centro de Estudios sobre el Desarrollo Económico Local pretende acercarle a la lupa ciudadana aquellos segmentos de la función pública de posibles rasgos fallidos.

De aquí en adelante que lo confirmen o lo invaliden las instituciones competentes.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo