Derechos Humanos

CONTRA-INFORME | Mujeres a la acción ante un estado omiso

En materia de derechos de las mujeres, el gobierno de Quirino Ordaz Coppel sale como entró: con una gran deuda hacia las niñas, adolescentes y mujeres de nuestro estado.

Natalia Reyes Andrade / Colectivo
de Mujeres Activas Sinaloenses (C’MAS)

El gobierno de Quirino Ordaz Coppel (QOC), que está a unos días de culminar su administración, sale como entró, con una gran deuda hacia las niñas, adolescentes y mujeres de nuestro estado: Avanzar en garantizar su seguridad y bienestar.

Recibió el proceso de la solicitud de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para cinco municipios, Ahome, Guasave, Navolato, Culiacán y Mazatlán, realizada por el Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses, A.C., en marzo de 2016 cuya admisión y decreto se llevó a cabo el 31 de marzo de 2017.

Para ese entonces, se vislumbraban algunos aires de voluntad, bajo el argumento de que “el gobernador la solicitó” pareciera que había algo de sensibilidad y manos a la obra sobre las recomendaciones emitidas por el Grupo de Trabajo integrado por personas académicas, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y liderado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

A la fecha, no existe información pública por parte del Gobierno del Estado de Sinaloa ni de los municipios en mención que den cuenta de los avances sustantivos en las acciones que obedecen de una real y concisa coordinación interinstitucional.

Las instituciones de seguridad y de procuración de justicia permanecieron desarticuladas, desconocedoras de su quehacer en torno a la AVGM. Sí, hubo capacitaciones, trabajo de calle, creación de aplicaciones, campañas naranjas, resoluciones y sentencias; sin embargo, aún se observan los estragos de la falta de voluntad desde el ejecutivo del estado saliente para lo relacionado con el acompañamiento y reacción en materia de seguridad pública a las víctimas de violencia familiar y sexual.

Feminicidio

Datos recabados de los medios de comunicación y de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, señalan que, sobre el delito de homicidio doloso/feminicidio, a la fecha se cuentan en un acumulado de enero del 2017 a octubre del 2021, un total de 260 casos con un promedio mensual de feminicidios de 5 víctimas. En la administración anterior 2011-2016, encabezada por Mario López Valdez (MLV), hubo en promedio 6 víctimas al mes, y un total de 466 muertes violentas de mujeres. Cabe señalar que la actual administración constó de 4 años 10 meses.

Si comparamos con el mandato de Jesús Aguilar Padilla, 2005-2010, se perpetraron en total 356 asesinatos de mujeres, con un promedio de 5 víctimas al mes. Ello quiere decir que el gobierno de QOC sale igual que como culminó el antepasado. Por lo cual, la violencia extrema contra las mujeres no contó con una menor presencia de casos. Al contrario, el mandato de Renato Vega y Juan S. Millán, según datos históricos, han sido los menos violento para las mujeres de los últimos 28 años, ambos con un promedio de 2 homicidios dolosos de mujeres al mes.

Violencia familiar

Respecto al delito de violencia familiar, aumentaron las denuncias en tanto que en el gobierno de MLV cerró con 11,441 casos, el de QOC sale con 17,544 carpetas de investigación, es decir, 6,103 más en relación con la administración anterior. La violencia familiar llega a denunciarse cuando existen factores de alto riesgo, como presencia de armas de fuego, amenazas, incomunicación y abuso en el consumo de alcohol y drogas. En nuestra entidad, está demostrado que la mayoría de las víctimas dónde se conoce o procesa a la persona victimaria, tenía una relación de hecho con ella, ya sea pareja, ex pareja o familiar directo. Por ello, en repetidas ocasiones, como C’MAS exigimos que en esta problemática se pusiera especial atención e interés, para fortalecer las instituciones como el Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar (CEPAVIF), tanto en recurso económico como humano, así como en las mejoras salariales a quienes de manera profesional atienden tan delicadas situaciones. Es el único estado que cuenta con un equipo interdisciplinario que atiende casos de crisis mediante la línea de emergencia que recibe las llamadas al 911 relacionadas con violencia familiar. En promedio, se atienden más de mil al mes tan solo en el área de Culiacán y Navolato. Por ello, no es cosa menor el mejorar sus condiciones en la instancia estatal así como en los municipios de todo el estado.

Violencia sexual

La violencia sexual, es otro delito que en promedio no se presentó a la baja en esta administración, ya que con MLV se registraron 942 casos denunciados, y con QOC 914. El delito de abuso sexual/atentados al pudor, con MLV hubo 429 denuncias, mientras que con QOC 1006. En esta clase de delitos, la mayoría de las víctimas son menores de edad.

Desapariciones forzadas

Sobre las desapariciones forzadas. En lo que va de éste año, se contabilizan 157 fichas de búsqueda tanto del Protocolo Alba como de Alerta Amber, es decir, de mujeres, adolescentes y niñas cuyas familias reportaron su no localización. De ellas, solo 85 han sido localizadas, encontrándose activas al 18 de octubre de 2021, 39 fichas de búsqueda de menores y 33 de mujeres adultas. Durante la administración que está a punto de culminar, se tiene registro de casos emblemáticos de jóvenes desaparecidas que fueron encontradas asesinadas. Traemos a éste trabajo los casos de: Miriam Aguilar en 2018, Mariana 2019, Lidia Andree 2020 y el vergonzoso caso que implicó el involucramiento de un policía en Navolato, Dayana en 2017. Algunos de ellos siguen en la impunidad, por lo cual, las familias no encontraron en el gobierno de QOC la tan prometida justicia. A éste respecto, se han multiplicado los grupos de búsqueda de personas desaparecidas, los cuales realizan acompañamientos solidarios a las familias que atraviesan por este tipo de desgarradoras situaciones. Exigen a las autoridades y trabajan en las búsquedas en campo para localizar en vida a sus tesoros. La gran labor que realizan, ha sido a costa de amenazas, invisibilización, llantos, crisis, etc. Pero ello no ha significado que éstos grupos se diluyan sino al contrario, la promesa de encontrarles es cada vez más grande. Como respuesta a sus exigencias, se creó la Comisión Estatal de Búsqueda, que, según las impresiones de los grupos de búsqueda de personas desaparecidas, no se ha podido poner a la altura de las necesidades. Lo mismo sucedió con el Centro de Justicia para las Mujeres. Otra promesa que se venía arrastrando desde 2011, cuya materialización se dio en 2017. Anunciado con bombo y platillo, el elefante blanco que sí, efectivamente, trabaja para atender a las mujeres que acuden a su complicada ubicación hasta las tres de la tarde. Éste gobierno, no logró entender y apropiarse de los principios básicos del modelo de los Centros de Justicia para las Mujeres, se trataba de un conglomerado de instancias gubernamentales que diera atención integral y oportuna a las víctimas de violencia de género con un acompañamiento profesional, con perspectiva de género y libre de discriminación.

Las colectivas

Dadas las omisiones por parte del estado, y en reclamo para mejorar las condiciones de las niñas, adolescentes y mujeres en Sinaloa, nacieron y se fortalecieron más colectivas feministas en la entidad. Generaciones jóvenes de activistas que han salido a las calles cada 8 de marzo, 25 de noviembre, en cada llamado de las familias de las víctimas a manifestarse exigiendo justicia. Así mismo, se han vuelto acompañantes solidarias de víctimas de violencia, de mujeres que necesitan abortar, portadoras de mensaje de rebeldía y un contundente ya basta. Desde el C’MAS, nuestro reconocimiento a las jóvenes y adultas que se levantan y gritan por las que ya no están.

Por último, como C’MAS, invitamos a la población a participar de las causas de la lucha de los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres. La realidad a veces llega a nuestras familias como un balde de agua fría. Contribuyamos cada día en exigir a quienes nos gobiernan, porque son quienes administran los recursos, que trabajen por y para las personas. Que abonen en la creación de una sociedad más respetuosa y solidaria. Que trabajen por crear más y mejores espacios seguros para todas las personas, libres de discriminación. Que la impartición de justicia sea un ejercicio real para las víctimas y no un privilegio. Que podamos ver cerca el día de salir a las calles sin miedo. Construyamos también familias y relaciones en el buentrato, que se escribe todo junto. Sí, éste gobierno nos quedó a deber, no hizo su tarea, pero aquí seguiremos en pie de lucha, en la exigencia y propuesta para hacer de éste, un mejor lugar para vivir. 

Porque #Vivasnosqueremos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo