Política

El pacto social de Rubén Rocha, primer buen paso hacia un Sinaloa unido

La convocatoria a la unidad es, de inicio, la forma más adecuada de promover el pacto social para la gobernabilidad.

Hoy inicia el mandato constitucional de seis años del gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, cuya primera oferta principal es la del gobierno de unidad fundado en el apoyo a los más pobres, atención a víctimas de delitos, inclusión y equidad de género, y lucha permanente contra la corrupción e impunidad.

Con expectativas ciudadanas desbordadas al tratarse del primer jefe del Poder Ejecutivo Estatal emanado de un partido de izquierda, la coyuntura exige moderar las esperanzas y permitir que los resultados presidan la evaluación.

LEE MÁS: ENTREVISTA | Rubén Rocha Moya quiere ser el gobernador de los pobres

Llega la hora de pasar de las promesas a los hechos cuando los sinaloenses enfrentan circunstancias de alta dificultad por los efectos de la pandemia de coronavirus que apremian a la recuperación organizada y respaldada por el gobierno, la violencia que se manifiesta en sus distintas expresiones con sucesos de alto impacto que atrofian la añoranza de paz, y el deterioro de la educación con la ineludible tarea de asumir políticas públicas exentas de errores.

Rocha Moya debe contar con el respaldo social en las acciones que ha ofrecido para hacer un buen gobierno. Si él extiende la mano a todos por igual con la convicción de buscar “la unidad que nos fortalece y no la división que nos debilita” los sinaloenses le tomamos la palabra a sabiendas de que ningún político al frente de las instituciones podrá ir solo a librar las importantes batallas que el sexenio plantea.

La convocatoria a la unidad es, de inicio, la forma más adecuada de promover  el pacto social para la gobernabilidad.

LEE MÁS: CRÓNICA | Rubén Rocha Moya no quiere escándalos

En lo demás, la observación cívica hará el resto. El fortalecimiento de la participación ciudadana es hoy en Sinaloa un fruto en vías de maduración por los notables avances en inclusión social, andamiaje legal de avanzada, transparencia de la cosa pública y vocación por la rendición de cuentas. En este suelo parejo de la intervención popular en los asuntos que corresponde resolver entre todos, el nuevo gobernador podrá transitar con estabilidad y ser arropado por todo un pueblo y no nada más por un partido.

Bienvenido el gobierno de Rocha Moya que es producto de la larga y dura lucha ciudadana por tener mejores oportunidades con liderazgos honestos al frente. Bienvenida sobre todo la oportunidad para Sinaloa que tiene el empuje, la gente, los valores y el tenaz trabajo diario que hace posible que no la arrodillen los estigmas de la violencia y el narcotráfico. Si en coyunturas políticas de terrible catadura esta tierra ha salido adelante, la actual que retoma las esperanzas y proclama la unidad no será la excepción.

LEE MÁS: “Será un gobierno de unidad”: Rubén Rocha Moya

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo