Derechos Humanos

Revelan desatención histórica a víctimas de desaparición forzada en Sinaloa

Representantes de 22 colectivos de búsqueda dieron a conocer su enojo contra autoridades por falta de búsqueda a las personas desaparecidas.

En Sinaloa hay una crisis humanitaria con víctimas de desaparición forzada, que creció por una desatención gubernamental, de acuerdo con 22 colectivos de búsqueda en el Estado.

“Que hagan lo que les corresponde a las comisiones de búsqueda, si no hubiera tanto desaparecido, no habría tanta madre aquí. Estamos haciendo el trabajo de las autoridades, un trabajo que no nos corresponde”, dijo María Isabel Cruz Bernal, fundadora del colectivo Sabuesos Guerreras, que aglutina a más de 300 familias con personas desaparecidas.

“En Sinaloa desaparecer a personas es fácil, porque no hay castigo para nadie”.

Los 22 colectivos se reunieron en Palacio de Gobierno, en una acción inédita pese a tener desapariciones con registro oficial desde 1970, cuando ocurrieron persecuciones estatales contra movimientos estudiantiles.

LEE MÁS: Rocha Moya propone reunirse con víctimas de la violencia en Sinaloa

A la fecha hay más de 10 mil 500 registros de denuncias de personas desaparecidas en Sinaloa, de las cuales 5 mil 200 siguen sin ser localizadas.

La reunión se convocó por el gobernador Rubén Rocha Moya, quien reconoció que este problema debe ser una política central de su administración, en un plan de derechos humanos.

“Es una crisis de desatención, eso encontramos”, dijo Rubén Rocha Moya.

Esa declaración del gobernador fue correspondida por los colectivos.

Queremos un trato digno por agentes de Fiscalía”, dijo una de las madres de personas desaparecidas.

“Proponemos que se abra en la ciudad de Los Mochis una estancia digna para los grupos en situación de vulnerabilidad”, señaló otra de las mujeres.

LEE MÁS: ¿Dónde están? | Sinaloa y un lugar llamado Desaparecido

“Que se activen las corporaciones policiacas en cuánto se reporte una desaparición, que se mejoren los protocolos, porque parece que actualmente en lugar de evitar se propician”, mencionó otra de las madres.

Exigimos el paradero de lo restos humanos encontrados desde 2015 y muestra genética de cada uno de ellos”, reclamó otra.

Cada una de las peticiones, exigencias y críticas revelaron indolencia, desatención y las ganas de tener una respuesta que les pueda ayudar a encontrar a sus familiares. Rocha Moya escuchó a cada una de las víctimas y recogió peticiones escritas, para después dar anuncios.

La primera es crear el Sistema Estatal de Búsqueda; segundo es crear un plan estatal de búsqueda con las necesidades expresadas; la tercera es la construcción de tres panteones ministeriales y una exhumación masiva de personas en fosas comunes.

LEE MÁS: Confirma Fiscalía “Crisis Forense” en Sinaloa

Estos planes, aseguró Rocha Moya, deberá concluirse en 2022, y se sumarán más procesos de construcción de memoria en conjunto con la Comisión Nacional de Búsqueda.

Las personas encargadas de la atención prometida serán Patricia Figueroa, subsecretaría de Derechos Humanos, y Juan Carlos Saavedra Ortega, comisionado estatal de Búsqueda.

Las madres dijeron confiar, pero con la premisa de que estarán atentas para denunciar incumplimientos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo