Ciudadanía

Designación de Fiscal: cumplió el CESP, falta que gobernador y Congreso no le fallen a Sinaloa

Cada uno de los 5 seleccionados posee una hoja de servicios destacable y también sus actuaciones en el desempeño de cargos públicos anteriores los exhibe con fuerza o debilidad frente al enorme reto que tendrán al ejercer como fiscal general.

FOTO: CGCESP.

FOTO: CGCESP.

Una vez concluida la primera parte del proceso para designar al Fiscal General del Estado, la cual estuvo a cargo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, existen elementos para inferir que cualquier de los 5 perfiles seleccionados de los 22 participantes está capacitado para realizar una buena gestión de procuración de justicia, sólo que este buen inicio de los trabajos de selección debe consolidarse ahora con la intervención del gobernador Rubén Rocha Moya y el Poder Legislativo.

Hasta la parte realizada ayer, que es la depuración de aspirantes mediante la calificación de aptitudes, el mecanismo operó de manera independiente sin la injerencia de recomendaciones o tráfico de influencias, determinando así que Nicanor Barajas Peregrina, Sara Bruna Quiñónez Estrada, Alma Luz Bernal, Dámaso Castro Saavedra y Claudia Zulema Sánchez Kondo son idóneos para presidir la institución autónoma y realizar la importante labor de abatir índices de impunidad como única manera posible de combatir a la delincuencia.

LEE MÁS: El CESP propone a estas cinco personas para la Fiscalía General

Más allá de quién sea el favorito del gobernador Rocha, o de su secretario de Gobierno, Enrique Inzunza Cázarez, aquí de lo se trata es de darle la oportunidad a la mujer u hombre que ofrece las mejores capacidades, voluntades y propuestas para que Sinaloa transite en el marco de la ley y quienes violentan el orden jurídico reciban la sanción correspondiente partiendo de carpetas de investigación sólidas y no de expedientes penales elaboradas premeditadamente para la impunidad.

Cada uno de los 5 seleccionados posee una hoja de servicios destacable y también sus actuaciones en el desempeño de cargos públicos anteriores los exhibe con fuerza o debilidad frente al enorme reto que tendrán al ejercer como fiscal general.

Es preciso tener en cuenta que el abatimiento de los índices de criminalidad será posible si el nuevo titular de la FGE va acompañado de la voluntad política del gobierno, la credibilidad en los ciudadanos y las capacidades en lo personal.

LEE MÁS: ¿Cuál es el perfil que debe tener la próxima o próximo fiscal general? | Esto dice sociedad civil

Va el voto de confianza al gobernador y al Congreso del Estado para que finiquiten el procedimiento ya cubierto por el CESP. A los sinaloenses no le sirve un fiscal leal al partido en el poder sino fiel a la aspiración general de paz y constitucionalidad. Acabamos de corroborar que la designación de este servidor públicos con el criterio de cuotas o de cuates acabó siendo un compendio de ineficiencias y componendas con un alto costo social.

Volver a caer en los mismos errores es, hoy más que nunca, inaceptable.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo