Justicia

La Secretaría de las Mujeres no es moda ni ocurrencia; es un acto de justicia

La SeMujeres está convocada a recorrer rápido los caminos burocráticos del presupuesto, aparato administrativo y reconocimiento jurídico, ya que de su adecuado funcionamiento depende darles respuestas a circunstancias de peligro, discriminación y pobreza.

La creación de la Secretaría de las Mujeres ha sido reconocida como una de las políticas públicas más pertinentes del gobernador Rubén Rocha Moya, pero una vez que fue concretada tendrá que plantear los programas y rendir los resultados para enviar la señal a los sinaloenses de que no se trata de otra ocurrencia coyuntural y que se cristalizará la institución a través de avances importantes en favor del sector femenino en lo social, económico y político.

Tratándose del segmento poblacional que conforma la mitad del universo demográfico de Sinaloa, que es atacado por las diferentes formas de delincuencia y funciona como catalizador de las buenas prácticas en las familias, la SeMujeres está convocada a recorrer rápido los caminos burocráticos del presupuesto, aparato administrativo y reconocimiento jurídico, ya que de su adecuado funcionamiento depende darles respuestas a circunstancias de peligro, discriminación y pobreza.

LEE MÁS: Aprueba Congreso crear Secretaría de las Mujeres

La titular de la dependencia, María Teresa Guerra Ochoa, da a conocer que ha sido difícil la transición del Instituto Sinaloense de las Mujeres a Secretaría de las Mujeres al comenzar prácticamente desde cero y no estar considerada la nueva dependencia dentro del presupuesto que se ejerce en 2021, así como la estructura operativa está en vías de definición. Sin embargo, la funcionaria sí establece líneas inmediatas de acción entre las que destacan la creación de una academia de policías con perspectiva de género, lograr que el resto de las secretarías del gobierno estatal hagan su parte para garantizar los derechos de las mujeres y crecer en el tema de los albergues para víctimas de violencia.

Más allá de lo administrativo y los trámites de instalación, la importancia de la SeMujeres está en lo estructural. Es decir, las acciones y voluntades cuentan más que las gestiones internas para subsanar lo operativo por lo cual adquieren prioridad las ideas y los bríos dirigidos a reducir los feminicidios, abatir la violencia intrafamiliar, incorporar a programas de desarrollo a las que enfrentan condiciones de marginación económica, y darle fuerza a la mentalidad colectiva de respeto e inclusión para al sector femenino.

LEE MÁS: Tere Guerra Ochoa, la rebelde

Sin duda el establecimiento del área dedicada a atender a las mujeres significa la importante actitud del nuevo gobierno por la inclusión y defensa de género. Bien por la implementación, pero mucho mejor si frente a una emergencia social donde los retrasos se traducen en negligencias los frutos se comienzan a dar ya tal como los sinaloenses los necesitan: ágiles, eficientes y con la respuesta sincronizada de todo el aparato gubernamental.

Las políticas públicas de género no son una moda; son actos de justicia que nos involucran a todos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo