Liderazgo

Resiliencia en equipo, la clave

Para el Colectivo 370 la clave del éxito es hacer equipo.

Al presente el mundo se encuentra en una crisis sanitaria sin precedentes que ha modificado la vida de sopetón, lo que se conocía como normalidad ya no volverá, la forma en que se afronta esta situación, desde el distanciamiento social, incertidumbre de la seguridad social, y el cambio en el hábito del consumo, representan un reto para las empresas.

La capacidad para sobreponerse ante una situación adversa e incluso salir fortalecida es a lo que se le llama “resiliencia”, habilidad detonada por la Covid-19 ante una sociedad donde la productividad y el consumo son la mayor expresión de desarrollo. Miriam Torrontegui considera que es mejor desarrollar un proceso resiliente en equipo, lo define incluso como la clave del éxito, y, en el caso de los colectivos no es la excepción, todo lo contrario, significa la llave de la prosperidad.

LEER MÁS: Colectivos emprendedores; resiliencia en equipo

Miriam en colaboración con su esposo pusieron en marcha el Colectivo 370, emprendimiento que surgió durante la pandemia, precisamente en la idea de apoyar a más emprendedores y juntos salir a flote.

Para Miriam la dinámica debe de ser como ‘una cadenita’ o pirámide, para fortalecerse entre todos los integrantes y generar un efecto de avalancha, los clientes de uno se van convirtiendo en clientes de otro, porque si un comprador va al colectivo por un producto, al ver lo de los demás emprendedores se puede interesar por otra cosa, del mismo modo a través de redes sociales, todos publican los productos de todos, para generar mayor alcance.

“Realmente nuestro grupo de WhatsApp se llama integrantes porque somos un equipo, entre todas nos vamos a estar ayudando para crecer juntas, yo les hago un poquito de labor de venta, pero en realidad ellas tienen sus clientes que vienen, por ejemplo: de la muchacha de joyería viene un cliente y de repente dice: ‘Hay mira, una bolsa qué bonita; hay mira unos lentes’, y así entre todas nos vamos ayudando y vamos haciendo un equipo de ventas para todos crecer”, refiere.

El colectivo 370 surgió con ese fin, hacer equipo, Miriam y su esposo tienen 9 años con el emprendimiento de Oing Mania, al instalarse la pandemia tuvieron que cerrar su local físico y trabajar desde casa todo el 2020, pero cuando el panorama económico se encaminó en 2021, abrieron un nuevo sitio, pero había mucho espacio desaprovechado.

LEER MÁS: Más que un colectivo; una comunidad de emprendedores

“Dijimos, porque no le damos la oportunidad a otras personas que no tienen un local que puedan venir aquí, pueden exhibir sus productos, nosotros también podemos hacer labor de venta, podemos hacer las entregas y es un ganar-ganar”, recapitula.

Dice que desde un principio se estableció que el Colectivo 370 es una comunidad que debe trabajar en equipo para poder lograr sus objetivos, que todos los integrantes están conscientes de ello, que si le va bien a uno les va bien a todos.

“El equipo siempre es la clave, el equipo es lo que te hace más fuerte, es lo que te hace seguir avanzando, entonces si todas trabajamos para todas vamos a seguir avanzando y vamos a poder seguir creciendo.

Si yo pongo en mi Instagram: ‘tengo una bolsita Guess aquí para regalo, Mash repostea mi historia, aparte lo va a repostear Zaly, lo va a repostear Rous, lo va a repostear Youg Living, entre todas nos vamos reposteando para que sus clientes vean lo que tienen los demás, es como una cadenita, es una pirámide, yo soy la de arriba y empiezo a postear y en entonces todas las demás ramitas empiezan a repostar, y todos los clientes de la demás ven tu producto, es una avalancha donde tienes más presencia”, explica.

Colectivo 370 es un espacio en el que 30 emprendedores pueden exhibir sus productos, 11 estantes se encuentran ocupados y 8 se encuentran en proceso de disposición, también funciona como punto de entrega para quienes no requieren estantería; las reglas son básicas, hacer comunidad, apoyarse en la difusión y promoción de todos los miembros, mantener un acomodo agradable a la vista, corte de venta los días sábado.

LEER MÁS: Colectivos emprendedores; resiliencia en equipo

Por el pago mensual de la repisa Miriam Torrontegui ofrece además estacionamiento, aire acondicionado, cámaras de vigilancia, espacio seguro y asegurado por un valor de 250 mil pesos, pago con tarjeta, y, atención personal al cliente; quiere llenar los espacios y apoyar a más emprendedores, abrir más puntos en diferentes colonias de la ciudad.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo