Política

Morena y el PAS siguen sin hacer ‘química’ en Mazatlán

Los desencuentros entre Luis Guillermo Benítez y los regidores del Partido Sinaloense cada vez son más graves.

En el Ayuntamiento de Mazatlán el lío se vuelve cada vez más grande. El Partido Sinaloense (PAS) y Morena no pueden empatar agendas porque Luis Guillermo Benítez se resiste a las propuestas de integrar a pasistas en su gabinete municipal.

De poco sirvió la negociación del 5 noviembre en Mazatlán mediada por Enrique Inzunza Cázarez, Secretario General de Gobierno, en la que estuvieron sentados el Alcalde Benítez Torres y Héctor Melesio Cuén Ojeda, Secretario de Salud y líder del PAS.

Lee también: Rocha pone orden en el Ayuntamiento de Mazatlán

La confrontación política se trasladó al Cabildo y al gabinete municipal en áreas sensibles: Tesorería, Oficialía Mayor y Secretaría General. Se trata de la administración de los recursos, la revisión de los permisos y el control de la gobernabilidad del Municipio.

Esas áreas aún no han sido ocupadas porque existe un quiebre político, el cual encabezan también regidores del Partido Sinaloense, los mismos que le hicieron campaña política.

¿CÓMO SE LLEGÓ A ESTE ROMPIMIENTO?

La resistencia de Benítez Torres con el Partido Sinaloense fue pública previo a iniciar el proceso electoral. Fue en el tiempo político donde se iniciaron a tejer las alianzas.

Por un lado las dirigencias nacionales del PRI, PAN y PRD se unieron para formar “Fuerza por México”, un proyecto político impulsado con empresarios. Lo mismo se replicó en las entidades donde hubo procesos electorales, como en Sinaloa.

Lee también: Los encuentros y desencuentros entre el ‘Químico’ Benítez y el PAS en Mazatlán

Por el otro, Morena logró acuerdos con el Partido Verde y el Partido del Trabajo, pero puso a consideración de los estados hacer fuerza con partidos, sobre todo con estructuras locales.

Uno de los acercamientos fue con el Partido Sinaloense, que ofreció toda la estructura de comités y subcomités, a cambio de ir juntos en una alianza compartida para los 18 ayuntamientos y sus cabildos, 24 diputaciones locales y la gubernatura.

La oferta se analizó y a falta de una dirigencia estatal, la persona encargada de hacerlo fue Rubén Rocha Moya a partir de que se le designó como el precandidato de Morena en Sinaloa.

Hubo manifestaciones internas y una de ellas la encabezó Luis Guillermo Benítez Torres. Con él Merary Villegas Sánchez y Jaime Montes Salas, quienes formaron un bloque de rechazo.

Hubo otras voces en rechazo, como la de Graciela Domínguez Nava y un grupo numeroso de diputadas y diputados locales.

LEE MÁS: CRISIS POLÍTICAS EN MAZATLÁN Y BADIRAGUATO | ¿NO OYERON EL LLAMADO A LA UNIDAD QUE HIZO ROCHA?

Sin embargo, la alianza se concretó para llevar candidaturas comunes. Con ello hubo negociaciones para el reparto de candidaturas de alcaldías y distritos.

Uno de los primeros anuncios fue que la candidatura para el Ayuntamiento de Mazatlán sería dada al Partido Sinaloense. Entonces las críticas pararon.

La relación, entonces, cambió.

El Químico y Cuén se reúnen en Mazatlán, se lee en el sitio Luz Noticias.

El Químico” y Cuén se reúnen en Mazatlán

El político fundador de Morena cambió su discurso y comenzó a solicitar un espacio para la candidatura a la Alcaldía de Mazatlán.

“El Químico acepta que ofreció disculpas a Cuén Ojeda”, documentó el diario Noroeste.

Benítez Torres convenció a Héctor Melesio Cuén Ojeda, fundador y entonces presidente del Partido Sinaloense, y comenzaron a hacer planes juntos para la candidatura común que encabezó ese instituto político.

El acuerdo, detalló más tarde Cuén Ojeda, era que se incluyera a miembros del Partido en el gabinete. Todo se aceptó y la relación se consolidó cuando Benítez Torres se registró ante el Instituto Estatal Electoral.

Todo fue bueno en esa relación, hasta que llegó el momento de las negociaciones por puestos al interior del Ayuntamiento.

El fundador de Morena volvió a expresar su resistencia contra el Partido Sinaloense y señaló que no tendría presiones para hacer su gabinete.

Y Cuén Ojeda respondió:

Cuén acusa a ‘El Químico’ Benítez de darle la espalda al PAS; hay un desdén de su parte, afirma el líder pasista, se indicó en una entrevista publicada por el diario Noroeste.

El Alcalde de Mazatlán logró la reelección y prometió dar a conocer su gabinete antes de retomar la administración. Lo hizo, pero no de manera entera, pues no cuenta con titulares en Tesorería, Oficialía Mayor y Secretaría General. En cambio, se nombró a funcionarios interinos.

En una sesión extraordinaria convocada por el Cabildo, en la cual no estuvo presente Benítez Torres, se tomó la protesta a tres personas: Rafael Mendoza Zataráin como secretario del Ayuntamiento, Felipe Alberto Parada Valdivia como Tesorero , y Santos Guillermo Aguirre López de Oficial Mayor.

Esos nombramientos fueron denunciados por la Síndica Procuradora Claudia Magdalena Cárdenas Díaz ante el Congreso local, quien aseguró que los regidores incurrieron en actos que pudieran constituir causas que lesionan los intereses públicos fundamentales o su buen despacho.

Imagen

Por su parte, el Órgano Interno de Control inició una investigación por presunta responsabilidad de faltas administrativas en contra de los regidores  Roberto Rodríguez Lizárraga, América Cynthia Carrasco Valenzuela, Francisca Osuna Velarde, Reynaldo González Meza, Jesús Rafael Sandoval Gaxiola, Rocío Georgina Quintana Pucheta, Martín Pérez Torres y Paulina Sarahí Heredia Osuna.

La negociación fallida

El 5 de noviembre se reunieron Benítez Torres y Cuén Ojeda, intermediados por el Secretario General de Gobierno de Rubén Rocha Moya.

El acuerdo era aceptar una negociación donde se integrara a pasistas en el gabinete. Ya estaba hecho, al menos para la fotografía dentro de una conocida fonda de Mazatlán.

Ese acuerdo se rompió con desplantes de Benítez Torres, negándose a los nombres propuestos y lo terminó por reventar con una manifestación pública de militantes de Morena a las afueras del Ayuntamiento de Mazatlán con consignas de rechazo al partido de Cuén Ojeda.

“Me parece inaudito la posición de los regidores, tomar decisiones sin la aprobación del único que fue electo por votación, el Químico Luis Guillermo Benítez Torres. No estamos ciegos y sordos para darnos cuenta de las intenciones mezquinas”, dijo una señora de nombre Lourdes.

Fueron por lo menos 100 personas, la mayoría con pancartas y leyendas como “Menos PAS y más Morena” o “Aquí no es la UAS, es el municipio de Mazatlán“.

La estocada fue el llamado a una sesión extraordinaria de Cabildo sin la aprobación de los regidores, la cual se llevará a cabo este 13 de noviembre.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo